OMC impone sanciones a E.U. en favor de Brasil, por subvenciones que concede a algodoneros

Dictaminó que para 2006, el monto máximo de las sanciones será de US$147,4 millones. "Para los años ulteriores, un monto anual (será) determinado mediante la aplicación" de una fórmula matemática.

POR:
agosto 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-08-31

Brasil calculó que las sanciones pueden elevarse hasta 800 millones de dólares este año, declaró a la prensa el embajador del país sudamericano ante la OMC, Roberto Azevedo, después de que la organización diera a conocer su veredicto.    

Azevedo explicó que parte de las sanciones solo puede ser aplicada a los bienes y, en cierto límite, a los servicios y la propiedad intelectual.    

"Lamentamos que Estados Unidos no haya cumplido todavía con la decisión del sistema multilateral de comercio, a pesar de que las subvenciones norteamericanas hayan sido condenadas varias veces", declaró el embajador.    

El país sudamericano había reclamado el 2 de marzo una compensación de "unos 2.500 millones de dólares por el perjuicio causado a sus productores de algodón entre 1998 y 2002".    

Brasil estima que las subvenciones estadounidenses a los productores de algodón alcanzaron los 12.000 millones de dólares entre 1999 y 2002, mientras que el valor de las campañas fue de 13.900 millones de dólares para el mismo periodo, es decir una  tasa de subvenciones promedio de 89,5%.    

Por su parte, Estados Unidos se declaró "decepcionado" por la sentencia, aunque se mostró satisfecho porque las indemnizaciones son inferiores a lo que Brasilia solicitaba.    

"Aunque seguimos decepcionados por la resolución de esta disputa, nos alegramos de que los mediadores concedieran a Brasil un monto de medidas de represalia muy inferior a lo que buscaba", explicó un comunicado de la Oficina del Representante de  Comercio (USTR).    

Estados Unidos se mostró en especial satisfecho porque los mediadores negaron a Brasil la posibilidad de aplicar represalias en el sector de la propiedad intelectual o los servicios.    

En septiembre de 2002 Brasil interpuso una demanda contra los subsidios estadounidenses al algodón ante la OMC.     Un panel de resolución de conflictos y otro de apelación dieron la razón sucesivamente al país sudamericano.    

"Llegó el momento en que la OMC debería actualizar este dictamen y empezar a centrarse en los crecientes subsidios al algodón de China e India", criticó el Consejo Nacional Algodonero de Estados Unidos en un comunicado.    

"Estas sanciones se basan, casi exclusivamente, en el máximo de producción algodonera de Estados Unidos, en 2005. El programa algodonero y los créditos de garantía a la exportación han cambiado considerablemente, y la producción algodonera de Estados  Unidos ha caído un 45%" desde entonces, señaló el texto.

Siga bajando para encontrar más contenido