close
close

Finanzas

Organizar el desorden para que se vea orden

Todo se puede tener a la vista sin que se vea desordenado, más si se vive en un apartamento estilo loft o se trabaja en oficinas completamente abiertas. La idea no es tener que ocultar el reguero, sino organizarlo de tal manera que hasta sirva de decoración. Es es una tendencia.

POR:
diciembre 06 de 2008 - 05:00 a. m.
2008-12-06

Y todo se puede solucionar a punta de organizadores: todo tipo de cajas y elementos que ayudan a poner cada cosa en su lugar. “La idea es tener productos de valor estético, no cajas de cartón o bolsas del mercado, sino cajas u objetos que se acoplen al ambiente y puedan ser agradables a la vista”, dice Carolina Gómez, una de las dueñas del almacén Syntex, especializado en organizadores para el hogar. Lo que se busca es poder almacenar de una manera organizada y decorativa lo que disuena. Por ejemplo, en un escritorio de trabajo están los esferos, los papeles, los elementos de oficina. Cada uno se puede poner en un lapicero y en papeleras, que en este caso también ayudan a agilizar las rutinas. En un clóset el desorden se puede dar en los zapatos, que también se pueden poner ordenadamente. Y en la cocina mucho más, sobre todo ahora que están tan integradas al resto de habitaciones de la casa. En este caso, más que ocultar se puede resaltar y tener almacenadores de granos y pastas a la vista, en vez de tener que meter todo en una alacena. Esto, además, permite identificar fácilmente los productos. “Con los organizadores no solo se pone orden a las cosas, también a las rutinas porque ya se sabe dónde está lo que se necesita y eso da mejor operatividad, ya sea en la cocina, en el curto, en la oficina, en el baño, en el clóset”, comenta Helena Dávila. Para ello hay opciones: se puede poner color a un espacio neutro a través de las cajas y organizadores para que no se vea tan serio o formal y romper así el ambiente. O también, se pueden elegir líneas de colores neutros o pasteles. Estos también se usan cuando un espacio ya cuenta con elementos de impacto como cuadros, esculturas u otro tipo de accesorios decorativos. “En esto de la decoración y la organización se encuentran productos que dejan ver las cosas y otros que las acentúan, pero si se necesita, también se puede ocultar de manera agradable”, dice Gómez. Canastos, cajas de cartón o de plástico, frascos, bandejas, cocas... las posibilidades de organizadores son tan variadas, como productos existen que se puedan guardar en su interior. TODO EN SU SITIO NOTAS. - En la oficina todo se puede organizar. Los lápices y esferos en un lapicero; los papeles en un organizador donde se puedan poner los urgentes, los de archivar, los de firmar, entre otros. Bandejas para el papel limpio y el de reciclaje. - En el baño: con cajas y canastos se puede poner orden a las cremas, accesorios para el pelo, cepillos, utensilios de aseo y las reservas de jabón, papel higiénico, etc. - Clóset: zapateras para no tener reguero de zapatos, bolsas para la ropa sucia, canastos para la ropa de verano. TOQUES SECRETOS DETALLES. - Los colores vivos van muy bien en los cuartos de los adolescentes. - Los accesorios en colores neutros son ideales para oficinas formales. - Los materiales que se están usando son el plástico, el cartón decorado y lo metálico. - En la cocina son ideales los recipientes, que pueden ser de vidrio o de plástico, para guardar los granos, las plastas, el café, el azúcar y la sal, que estén a la vista. Así son fáciles de ubicar y ayudan a la decoración. - Hasta la maleta de viaje puede ir organizada. Los útiles de aseo pueden ir en sus respectivos recipientes al tamaño que exigen las autoridades aeroportuarias. También hay accesorios para la ropa interior y hasta para las joyas. - La personalidad es definitiva para darles el mejor uso a los organizadores. WILABR

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido