El país exporta plaguicidas y fertilizantes, dice la Andi

El gremio alertó sobre el riesgo para la salud humana, el medio ambiente y la productividad de la agricultura colombiana, que significa suspender la Norma Andina para registro de plaguicidas.

El país exporta plaguicidas y fertilizantes, dice la Andi

Archivo Portafolio.co

El país exporta plaguicidas y fertilizantes, dice la Andi

POR:
agosto 29 de 2013 - 01:40 a.m.
2013-08-29

“No es cierto que los fertilizantes y los plaguicidas que se comercializan en el país sean importados. Colombia no solamente tiene 14 plantas que fabrican este tipo de insumos del agro, que suplen el 85 por ciento del mercado local, sino que exporta a casi 60 países”, afirmó ayer la Cámara Procultivos de la Andi, al desvirtuar las acusaciones en el sentido de que los productores de estos son responsables de la crisis del sector.

Respecto a la comparación de precios con los fertilizantes y los plaguicidas en Ecuador y Venezuela, la Andi sostiene que esto se debe a los subsidios directos otorgados por el gobierno ecuatoriano y al diferencial cambiario que opera en Venezuela, que incluso hace que esos productos se importen de Colombia y retornen al país de manera ilícita.

Ante la propuesta de suspender la aplicación de la Norma Andina para el registro y control de los plaguicidas, la Cámara Procultivos de la Andi alertó sobre la ineficacia de esa medida, debido a el país se haría acreedor a una sanción internacional. Según la Andi, esto implicaría que las 11 empresas que producen plaguicidas en Colombia no podrían continuar con su actividad, ya que hay un compromiso de respetar los protocolos de protección a la salud humana, ambientales y de efectividad agronómica.

Agregan que, incluso, la norma andina es menos compleja que la Ley interna que el país tiene para la producción y comercialización de plaguicidas.

La Andi señala, además, que aun si se eliminan los aranceles a la importación de fertilizantes, el impacto en favor del agro será mínimo por cuanto son muy pocos los productos que mantienen alguna protección, y que esta fue establecida porque existe producción nacional. Los aranceles apenas llegan al 5 por ciento.

“Desde 1990, la importación de materia prima para producir fertilizantes y plaguicidas tiene cero arancel, lo que en su momento convirtió al país en centro de producción de este tipo de insumos.

Las aclaraciones de los industriales están basadas en los planteamientos hechos ayer por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien aseguró que se viene trabajando en el posible desmonte de las restricciones a las importaciones de plaguicidas, la eliminación de aranceles para unas 23 partidas relacionadas con el ingreso de fertilizantes y la aplicación de salvaguardias establecidas en los Tratados de Libre Comercio.

Cárdenas recordó que “los TLC dan una carta de navegación con sus respectivas reglas de juego, pero hay mecanismos que se pueden utilizar en condiciones excepcionales, como las salvaguardias. Son una protección temporal, cuando hay un crecimiento exponencial en las importaciones de algún producto, o una caída marcada en los precios”, y que consiste en la aplicación de un arancel de manera automática.

De acuerdo con los tratados, cada uno incluye capítulos en los que se contemplan medidas de salvaguardia (básicamente un aumento en aranceles) como un mecanismo de defensa comercial en caso de que, por cuenta de los acuerdos, el aumento de las importaciones se convierta en una amenaza para la producción nacional.

Adicionalmente, se fijan unos cupos de importación para determinados productos que pueden entrar sin arancel, de tal manera que los volúmenes que superen esa cuota, tendrán que pagar el impuesto. Por ejemplo, hay contingentes para el ingreso de carne de bovino y fríjol canadiense. Para alrededor de 160 subpartidas se puede aplicar el Sistema Andino de Franjas de Precios, el cual usa el arancel como un mecanismo para contrarrestar los movimientos en los precios.

Con Estados Unidos también se establecieron contingentes para la importación de arroz y cuartos traseros de pollo, mientras que para las importaciones desde la Unión Europea se definieron cupos para la leche en polvo, lactosueros, quesos y fórmulas lácteas.

ALIVIAR LA CARGA FINANCIERA Y BUSCAR NUEVOS MERCADOS

Aparte del arancel cero a algunos fertilizantes y las medidas de salvaguardia, el ministro de Hacienda anunció que refinanciarán algunos créditos con el objetivo de reducir la carga financiera de los campesinos y que habrá mayor asistencia técnica con el objetivo de aumentar la productividad en el campo.

De igual forma, se trabajará más fuerte con Proexport, de manera que se pueda ampliar el acceso de los bienes agrícolas colombianos a otros mercados.

De hecho, la entidad ya viene trabajando hace varios años con frutas tropicales y exóticas, hortalizas, flores, carnes, pescados, y alimentos procesados, con el fin de crear oportunidades de negocio en Estados Unidos, Europa, Asia y algunos mercados de la región.

Siga bajando para encontrar más contenido