Países de Europa se recuperarán de la crisis a velocidades distintas, dice el FMI

Tales naciones necesitarán en el 2010, además, un estímulo moderado y prudencia fiscal, dice Marek Belka, director del Departamento Europeo en el Fondo Monetario Internacional.

POR:
diciembre 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-12-28

"El mercado laboral se recuperará muy gradualmente", añadió Belka en una entrevista que difundió hoy la institución multilateral en su sitio de Internet.    

Algo notable acerca de Europa es cómo los países se las arreglaron de manera diferente durante la crisis global, apuntó Belka, quien agregó que "el impacto de la disminución del comercio y los flujos de capital estuvo determinado por la apertura de la economía y la calidad de las instituciones más que por la división geográfica de este y oeste".    

"La crisis que golpeó a Europa a fines de 2008 no tuvo precedentes", dijo Gelka. "Todo lo que podemos afirmar con seguridad para el futuro cercano es que 2010 no será ni parecido a 2009".    

"Estamos ahora en medio de una recuperación que no es muy solida aunque, claramente, la situación está mejorando", añadió.    

Durante 2010 los países de Europa tendrán que mantener un equilibrio entre la continuación del apoyo gubernamental a las economías y una "disminución gradual de las medidas no convencionales", según este funcionario.    

"Me refiero a las medidas financieras y monetarias no convencionales más que al estímulo fiscal", agregó.    

El desempleo es "como todos sabemos, un indicador que marcha con retraso", explicó Belka. "El vuelco en el mercado laboral ocurrirá sólo después que se haya recuperado la actividad empresarial, y esto significa que podremos esperar mejoras en el mercado laboral a fin de 2010 y avanzado 2011".    

"La situación es muy diferente en distintos países", dijo Belka. "Cuando uno mira a la Europa avanzada, el índice de desempleo apenas si ha variado en países como Alemania y Holanda, en tanto que en otras partes de Europa, incluidos España, Irlanda y numerosos países en la Europa emergente, el desempleo ha aumentado".    

El consejo de Belka para los responsables de la política económica en los países europeos es que mantengan "el respaldo general de políticas por un tiempo" porque no hay seguridad de "cuán robusta es esta recuperación".    

"En la medida que la situación lo permita, cuando lo permita, 2011 es el año para que comience la consolidación fiscal", agregó.

"Algunos países, por supuesto, deberán actuar más rápido. Grecia, Irlanda y España, por ejemplo, no pueden darse el lujo de esperar", subrayó. 

Siga bajando para encontrar más contenido