close
close

Finanzas

¿El Banrep hará su mayor incremento de tasas? Esto responde el mercado

Por inflación, las subidas más fuertes que el Banrep hizo en 23 años fueron en enero y abril de 2003, de 100 puntos cada una. 

Banco de la República

Banco de la República

El Tiempo

POR:
Portafolio
marzo 29 de 2022 - 08:00 p. m.
2022-03-29

En enero y abril de 2003 el Banco de la República subió su tasa de política monetaria 100 puntos básicos (un punto porcentual) en cada mes, inicialmente del 5,25% al 6,25% en el inicio de ese año, y posteriormente, en el cuarto mes, hasta el 7,25%.

(FMI revisó al alza pronóstico de crecimiento de Colombia para 2022).

Este jueves, de acuerdo con la opinión de analistas y economistas, el Emisor se vería obligado a subir 150 puntos básicos (1,5 puntos porcentuales) del 4% hasta el 5,5% su tasa, lo que sería el mayor incremento en 23 años.

La persistencia de la inflación, que ya superó el 8% en términos anuales en febrero y las expectativas de mayores alzas, podrían hacer que la autoridad monetaria decida hacer un aumento importante para controlar ese indicador y más si se tiene en cuenta que hay varios factores externos que hacen pensar en que la situación podría persistir en los siguientes meses.

(Divisas por turismo se reactivaron 43%).

Sin embargo, en términos absolutos, no sería el movimiento más drástico en materia de tasas pues de acuerdo con el Emisor, en varias oportunidades ha bajado 200 puntos (2 puntos porcentuales) su tasa mientras que en marzo de 1999 bajó 300 puntos básicos (3 puntos porcentuales), del 23% al 20%.

De todas maneras, si la tasa de política monetaria sube al 5,5% este jueves, esta seguirá siendo expansiva y en ese caso los consultados y las encuestas que se han revelado en las anteriores semanas dan cuenta de que el Emisor deberá volver a subir otros 150 puntos en su reunión de abril y esperar a que la inflación comience a ceder en los siguientes meses.

De esa manera, en dos meses el incremento sería de 300 puntos básicos que incluso sería más fuerte que la de comienzos de 1999, cuando la inflación era superior al 20%.
Para José Ignacio López, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, las premisas que tendrá en cuenta el Emisor en su reunión de este jueves son el crecimiento económico, “pues los indicadores sugieren que a pesar del bache de enero la economía va a seguir creciendo a un buen ritmo sobre todo el consumo, por lo que la demanda será un importante partícipe de esa recuperación”.

Asegura que ante la sorpresa inflacionaria en febrero y posiblemente en marzo, las expectativas siguen en aumento por lo que el objetivo del banco es mantenerlas ancladas.

Considera que el aumento de tasa será de 150 puntos y hacia final de año terminaría en 7,5% a 8% y con una presión adicional por el conflicto en Ucrania.
Se perdería la ventaja

Ana Vera, economista en jefe de Inon Capital, dice que la inflación y el contexto internacional de incrementos de tasas serán lo más importante porque el país no puede quedarse atrás en el ritmo de subidas pues perdería ventaja, pero también sin desconocer el efecto sobre el mercado de renta fija y las condiciones de liquidez porque estarían afectando la estabilidad financiera de darse aumentos muy bruscos en la tasa de interés.

La analista dijo que espera que las tasas suban 100 puntos básicos al 5% y para el cierre de año una cercana al 8%.

Y es que con una inflación anual por encima del 8% “y con riesgos no despreciables que sigan subiendo por las expectativas dependiendo el plazo” se hace necesario que el Banco de la República su tasa en 150 puntos, dice Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá.

Además, estima que sumado a las expectativas más altas en materia de inflación a nivel mundial los riesgos siguen alcistas, con el petróleo y los commodities por la guerra en Ucrana presionados al alza, los problemas con las cadenas de suministros que no mejoran y los precios de los alimentos que a nivel interno siguen altos, esto lleva a una política monetaria que debe ser más restrictiva.

Y EL CRECIMIENTO

Por su parte, Edgar Jiménez, del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, las expectativas de inflación para marzo están más arriba que en febrero, al 8,5 o 9% en términos anuales, aunque para fin de año debería moderarse por debajo del 8%.
Otro elemento que el académico universitario considera clave son las cifras de reactivación de la economía, que se han mostrado sólidas, por lo que un aumento de las tasas no afectaría mucho dicho crecimiento.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido