Paraísos perdidos

Frente a la amenaza de Francia y Alemania de proponer en la cumbre del G-20 que se apliquen sanciones a los paraísos fiscales, Suiza, Andorra, Liechtenstein y Bélgica han flexibilizado su secreto bancario.

POR:
marzo 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-03-31

Las autoridades suizas anunciaron que intercambiarán información con autoridades de terceros países, pero solo en casos de sospechas concretas de evasión o fraude fiscal, y según el primer ministro Merz “ya no habrá distinción a nivel internacional entre evasión y fraude fiscal”, aunque Suiza seguirá diferenciando las dos figuras en su legislación interna, según la cual es delito lo segundo, pero no lo primero. Suiza rechaza la trasmisión automática de datos y pretende mantener su secreto bancario porque, en palabras de Merz “la esfera privada de los clientes seguirá siendo protegida de la miradas exteriores injustificadas”, pero UBS, el mayor banco suizo, tuvo que entregar la identidad de 300.000 estadounidenses que habían transferido sus millones a Suiza para evadir al fisco y se estima que la banca perderá el 7% de sus depósitos. Los mencionados países, junto con Luxemburgo, Austria, Singapur, Hong Kong y Mónaco están en la lista de 30 países que a juicio de la Ocde guardan US$11.5 billones en cuentas secretas. El ablandamiento de los países mencionados obedece además al apoyo de Obama a la propuesta del Congreso que permitirá tomar sanciones contra los países que se rehusen a cooperar en investigaciones sobre fraudes tributarios y financieros. Y el Senado estadounidense acaba de multar con US$25 millones a los bancos que abrieron cuentas secretas a Pinochet cuando sus activos estaban embargados por orden del juez Baltasar Garzón. En medio de la crisis, y ante la urgencia de recursos que tienen los gobiernos, ha comenzado una cruzada contra la evasión y contra los países y bancos que la hacen posible. Las autoridades británicas acaban de demostrar que el Royal Bank of Scotland, evadió impuestos por 544 millones de euros por intermedio de los paraísos fiscales, informó The Guardian. Sostiene el diario que el banco destinó al menos 27.300 millones a movimientos a través de Morgan Stanley, Merryl Lynch, Goldman Sachs y Fortis, para reclamar reducciones de impuestos. En la campaña contra el secreto bancario ha influido el estudio de Oxfam que concluye que los países en vías de desarrollo pierden en impuestos no cobrados más dinero del que reciben por cooperación. Mientras el total de la ayuda internacional asciende a US$103.0 00 millones, la suma de impuestos evadidos a través de los paraísos fiscales asciende a 124.000 millones. Sostiene Oxfam que cada año se sacan de los países US$6.2 billones, de los cuales entre 200.000 y 300.000 tiene como destino los paraísos fiscales. Cuando los familiares de los judíos asesinados en el holocausto pidieron a la banca suiza el reembolso de US$3 mil millones por sus ahorros e intereses de medio siglo, les ofrecieron 200 millones como respuesta; pero tras la amenaza del Senado estadounidense de impedir la actividad en E.U. si no se reconocía dicha deuda, los bancos terminaron pagando 1.500.'' Frente a la amenaza de Francia y Alemania de proponer en la cumbre del G-20 que se apliquen sanciones a los paraísos fiscales, Suiza, Andorra, Liechtenstein y Bélgica han flexibilizado su secreto bancario.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido