La peor temporada de huracanes llegó a su fin, pero la actividad no se detiene

La temporada ciclónica más activa registrada en el Atlántico concluye hoy, mientras que miles de personas en Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe intentan reconstruir sus vidas, expertos advirtieron que el próximo año podría traer más de lo mismo.

POR:
noviembre 30 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-11-30

Además, existe la posibilidad de más muertes a medida que más huracanes impacten áreas costeras cuya población sigue creciendo, agregaron los expertos. "Me gustaría pronosticar que el próximo año será más tranquilo, pero no puedo", dijo Conrad Lautenbacher, director de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (Noaa). Mientras hablaba, la vigésimo sexta tormenta tropical del año en el Atlántico, Epsilon, cerraba la temporada formándose al este de Bermuda, y por el momento no representaba amenaza a tierra. Las horrendas imágenes de miseria humana en una Nueva Orleans inundada por Katrina se convirtieron en el emblema de esta temporada histórica. El ciclón mató a más de 1.200 personas en la ciudad y en otros Estados del Golfo en agosto pasado, fue la más mortal desde 1928 en Estados Unidos y la que más pérdidas materiales provocó en el país. Además, paralizó la industria petrolera de E.U. por varios meses. La temporada ciclónica en el Atlántico, que comenzó el pasado primero de junio pasará a la historia como la más activa desde que se llevan registros de las tormentas a partir de 1851. Durante los pasados seis meses, se registró el mayor número de tormentas tropicales formadas (26), el mayor número de huracanes (13), el mayor número de huracanes de categoría cinco, la máxima en la escala Saffir-Simpson (3), el huracán más costoso en E.U.: Katrina con 80.000 millones de dólares en pérdidas. Agencias - Tormenta atípica: Madrid. La situación de alerta en las Islas Canarias finalizó ayer, donde más de 200.000 habitantes seguían privados de electricidad tras el paso de la atípica tormenta tropical 'Delta', que sembró el caos con siete muertos y numerosos daños materiales. Las condiciones meteorológicas han vuelto a la normalidad, luego que la tormenta causara la muerte de siete personas, informaron las autoridades españolas.

Siga bajando para encontrar más contenido