La percepción de riesgo de los países emergentes

¿Qué es el EMBI+ y qué características debe cumplir un título para pertenecer a éste? El Indice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI+), calculado por JP Morgan, es una referencia del mercado que busca medir la percepción de riesgo de la deuda pública denominada en dólares de los países emergentes a partir del desempeño de sus bonos de deuda externa. (VER GRAFICO)

POR:
junio 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-06-29

En este sentido, el Indice tiene en cuenta el comportamiento de las tasas de rendimiento de los bonos Brady, de los Eurobonos y demás títulos que sean emitidos oficialmente por los gobiernos de economías emergentes y los compara con los rendimientos de los títulos del Tesoro Americano. Si bien el EMBI+ es un indicador bastante aproximado a la realidad de la deuda emergente, este no tiene en cuenta todas las emisiones de los países emergentes. Esto último debido a que un bono debe cumplir con ciertas características para poder ser incluido en el cálculo: - El EMBI+ incluye títulos de tasa fija o variable y bonos capitalizables. No se incluyen los bonos convertibles. - Solo se consideran las referencias soberanas. No se toman los bonos emitidos por los entes municipales o las provincias. - Los títulos deben ser denominados en dólares; incluso su cupón debe estar denominado en dólares. - El país colocador debe tener una calificación de deuda externa de largo plazo de Baa1 (en Moody’s) o BBB+ (en S&P) o inferior a estos niveles. En caso en que el país reciba una mejora de calificación por parte de ambas calificadoras, que conlleve a un rating superior, en el siguiente período de cálculo de la canasta del índice el título debe salir de la canasta. - La emisión debe ser por un monto igual o superior a 500 millones de dólares. Si la emisión no alcanza este valor, pero posteriormente se reabre la colocación logrando este nivel, en el siguiente cálculo del índice el título puede ser incluido. - El bono debe tener un plazo igual o superior a 2,5 años. - Si un título es retirado del índice, por cualquiera de los anteriores motivos, solo puede volver a ser incluido después de 12 meses de la exclusión. Por su parte, el peso que tiene cada bono en el Indice depende de la participación que tenga sobre la capitalización de mercado en el momento en que se realiza la emisión. Así, el peso que tiene cada país en el EMBI+ corresponde a la suma del peso que tienen sus títulos en el indicador sobre el total. De acuerdo con la última información disponible, mayo 31 de 2006, el EMBI+ estuvo conformado por 106 bonos correspondientes a 18 países en total. El país con mayor ponderación fue Brasil, con un peso de 22,5 por ciento. En orden le siguieron México y Rusia, cuyas participaciones fueron de 17,7 por ciento y 16,0 por ciento, respectivamente. Por su parte, Colombia se ubicó en el séptimo lugar, con un peso de 3,6 por ciento. Cabe mencionar que para esta fecha la capitalización de mercado del Indice era de 204.218 millones de dólares, por lo que la participación de Colombia correspondió a una capitalización de 7,428 millones de dólares. Los bonos de deuda externa colombiana que actualmente conforman el EMBI+ son aquellos con vencimiento en 2009, 2012, 2013, 2014, 2020, 2024 y 2033. ¿Por qué el Producto Interno Bruto (PIB) es menor cuando no se incluyen los cultivos ilícitos? El Producto Interno Bruto (PIB) es la sumatoria de todos los bienes y los servicios producidos por un país en un período determinado, que para el caso colombiano es calculado trimestral y anualmente por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Este incluye lo producido por personas residentes en Colombia nacionales y extranjeros, excluyendo la producción de nacionales residentes en el exterior. Para su seguimiento, la información del PIB se publica por agregaciones por parte de la oferta y por parte de la demanda de bienes y servicios de la economía. Por ramas de actividad económica, el total de la oferta de bienes y servicios de la economía se muestra a través de sectores entre los que se encuentran: agropecuario, explotación de minas y canteras, electricidad y gas, industria manufacturera, construcción, comercio, transporte, establecimientos financieros, servicios sociales y de intermediación. Así mismo, el PIB puede analizarse desde el punto de vista de la demanda de bienes y servicios, donde se desagrega por consumo interno por parte de los hogares y el Gobierno, el sector externo (exportaciones) y la formación bruta de capital.El PIB se calcula con cultivos ilícitos porque éste rubro hace parte de lo producido internamente en la economía por parte de nacionales y/o extranjeros, independientemente de la connotación negativa que pueda contener. De tal forma, el PIB con cultivos ilícitos suma positivamente dentro de los montos del calculo del Producto Interno Bruto. Sin embargo, el DANE realiza una agregación general del PIB sin incluir los cultivos ilícitos para poder hacer seguimiento al comportamiento de los sectores de la economía, cuyo crecimiento constituye uno de los objetivos centrales de la política económica, sin la distorsión que implica un rubro que se desea erradicar.El pasado 23 de junio, el (DANE) anuncio que la economía colombiana creció 5,23 por ciento incluyendo cultivos ilícitos en el primer trimestre del 2006, superior a lo observado en el mismo trimestre del 2005 (4,33 por ciento). Así mismo, el PIB sin cultivos ilícitos registró un crecimiento de 5,21 por ciento en el primer trimestre del 2006, comparado con el mismo período del año 2005 (4,31 por ciento).¿Qué son las operaciones preacordadas en la Bolsa de Valores de Colombia? Las operaciones preacordadas son acuerdos establecidos previamente a la celebración de operaciones de compra o venta sobre acciones o bonos obligatoriamente convertibles en acciones (Boceas) listadas en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). Según lo establecido en la circular única de la BVC, para realizar operaciones preacordadas los emisores deben cumplir las siguientes reglas: Las personas interesadas en realizar una operación preacordada deben informar a la Bolsa de Valores de Colombia, por escrito, el nombre e identificación del comprador y vendedor, el tipo de título, (si es una acción o un bono convertible en acción), número máximo de acciones o bonos sujeto a la operación, precio o la forma de establecerlo, fecha de la operación y las condiciones específicas de la operación, si existen. Tratándose de operaciones sobre acciones o bonos obligatoriamente convertibles en acciones, la oferta o demanda por parte o por la totalidad del monto establecido, debe informarse al menos con dos meses de anterioridad. Habiendo cumplido con la documentación y el plazo establecido, se asigna un número de radicación, con lo que la BVC podrá divulgar la información a través del informe diario y otros medios de comunicación. En el caso en el que en la fecha establecida para la operación, la acción objeto de la transacción se encuentra suspendida, se prolongará el plazo establecido para reestablecer las operaciones. Por otra parte, los comisionistas podrán modificar o prolongar la fecha de la operación por medio escrito a la BVC, a más tardar a las 5:00 p.m. del día previo hábil a la fecha previamente pactada, estableciendo la nueva fecha programada para la operación al menos tres días hábiles después de dicha información. Cabe resaltar que la realización de las operaciones preacordadas no serán tenidas en cuenta para el calculo del Indice General de la Bolsa de Colombia (IGBC), ni estarán sujetas al control de suspensión. Así mismo, no se tendrán en cuenta para la cotización de la acción, último precio, para el precio base de la rueda ordinaria, ni para considerar si una acción está activa o ha tenido negociación en los últimos seis meses. Sin embargo, las negociaciones realizadas en las operaciones preacordadas serán incluidas en el monto acumulado transado en la rueda de negociación. ¿Qué títulos de deuda externa colombiana existen? En el último año el gobierno colombiano ha enfocado sus esfuerzos a recomponer su endeudamiento público de deuda externa a interna, con el objetivo de reducir el nivel de riesgo cambiario. Sin duda estas medidas han sido efectivas, pues a marzo del 2006 la deuda interna constituyó el 67 por ciento de la deuda pública total, mientras que el porcentaje restante correspondió a deuda externa. Sin embargo, de acuerdo con los futuros planes de financiamiento del Gobierno, hay expectativas de colocación de deuda externa, que incrementarían el saldo actual. En este sentido, es importante mencionar que en la actualidad Colombia cuenta con emisiones de bonos globales (denominados tanto en moneda extranjera como en moneda local), bonos FRN y bonos samurais, los cuales cuentan con las siguientes características: Bonos Globales: estos títulos son considerados como bonos híbridos, cuya negociación puede darse en el mercado de Eurobonos y en el de Estados Unidos. Anteriormente los bonos transados exclusivamente en Estados Unidos, eran aquellos conocidos con el nombre de bonos yankees. Entre los bonos globales se encuentran los títulos denominados en moneda local, los cuales logran sobrepasar el riesgo cambiario al portador del título, pero de todas formas pueden ser transados en el exterior. En el caso de Colombia, la primera emisión de bonos globales denominados en moneda local se llevó a cabo en noviembre del 2004, por un monto equivalente a 375 millones de dólares. Bonos FRN (Floating Rate Note): son bonos de deuda externa cuya tasa de rendimiento es variable. En el caso de Colombia, existen dos emisiones vigentes de este tipo. Estas colocaciones se vencen en 2013 y 2015, y cuentan con una tasa de rendimiento Libor a 3 meses + 355 pbs y Libor a 3 meses + 180 pbs, respectivamente. Bonos Samurai: estos bonos son denominados en yenes y se emiten en el mercado de capitales de Japón. La referencias samurai para Colombia se vencen en septiembre de 2012.

Siga bajando para encontrar más contenido