Petroleras en alerta por Ley boliviana de hidrocarburos

Los cambios en la legislación boliviana de hidrocarburos que empezó a implementar Evo Morales en su primera semana de gobierno, la acusación que le hizo a la española Repsol YPF en el sentido que la firma había inscrito en la Bolsa de Nueva York como propios los yacimientos de gas del país y el anunció del Ministro de Hidrocarburos de Bolivia sobre el plan de recuperación de dos refinerías en manos de la brasileña Petrobrás, tiene en estado de tensión e incertidumbre a las petroleras que operan en ese país.

POR:
enero 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-01-30

Frente a ese escenario, el canciller boliviano, David Choquehuanca, afirmó que tanto el nuevo gobierno como las empresas internacionales deben quedar contentos con la renegociación de contratos de explotación de hidrocarburos. En una entrevista publicada el viernes por el diario Estado de Sao Paulo, el funcionario sostuvo que en la administración de Morales, se defenderá la nacionalización. Choquehuanca ratificó la línea señalada por Morales: la nacionalización no significa confiscación de instalaciones. "Necesitamos de la inversión extranjera. Pero no vamos a aceptar que las transnacionales se aprovechen. Queremos establecer relaciones de igualdad, de respeto". Sobre los nuevos contratos entre las empresas internacionales y el Estado boliviano, el Ministro aclaró que aún no sabe si la repartición de lucros será 50 por ciento o 40 por ciento para las transnacionales y 60 por ciento para el país o 30 por ciento y 70 por ciento. Morales ha dicho que su gobierno ejercerá el derecho de propiedad sobre los recursos de Bolivia y que serán renegociados los contratos que tienen empresas petroleras, como la brasileña Petrobras, la Total de Francia o la argentino-española Repsol YPF, para la exploración y producción de gas y crudo en la nación Como los detalles de esos nuevos contratos no han sido definidos, han surgido temores sobre si las empresas pueden ver afectados sus activos e inversiones en Bolivia, que en el caso de Petrobras ascienden a unos 1.500 millones de dólares. Entre tanto, Petrobras no comentó la decisión de Bolivia de recuperar dos refinerías en manos de esta sociedad brasileña, mientras no se conozcan las nuevas reglas bolivianas sobre hidrocarburos. La política energética y el tipo de nacionalización del sector petrolero que aplicará el presidente Evo Morales serán explicados por el mismo mandatario durante la semana, en un mensaje al país. Las petroleras extranjeras están a la expectativa.- Españoles piden reglas claras de juego La empresa española Repsol -que opera en Bolivia- pidió al presidente Evo Morales claridad jurídica para seguir invirtiendo en el país. Por ahora, Repsol YPF ha congelado inversiones allá por unos 476 millones de dólares, la mitad de las previstas en su Plan Estratégico hasta 2009, porque algunos proyectos son inviables económicamente tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Hidrocarburos. El presidente de la petrolera, Antoni Brufau, aseguró que las inversiones están en stand by porque en la situación actual es difícil comprometer inversiones a largo plazo.

Siga bajando para encontrar más contenido