PIB en G7: sorpresa con poca duración

El crecimiento de las economías del G7 sorprendió en el primer trimestre, pero este dinamismo no se extendería al segundo. Los primeros reportes superaron los pronósticos, reduciendo incluso la probabilidad de una recesión en E.U. Sin embargo, los indicadores más recientes han señalado una notoria debilidad en la confianza de los consumidores, cuando los precios de las materias primas continúan escalando, mientras en el sistema financiero de E.U. existen aún muchas dudas sobre si la peor parte de la crisis ya quedó atrás.

POR:
junio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-06-30

Cuando una buena parte del mercado esperaba una recesión en E.U., la economía creció a una tasa anualizada de 1 por ciento en el primer trimestre. Aunque a primera vista fue positivo, el crecimiento del consumo, que representa cerca del 70 por ciento del PIB, fue el más bajo desde la recesión del 2001, y las cifras señalan una caída adicional, pues la confianza de los hogares alcanzó los niveles más bajos en más de una década, aumentó la tasa de desempleo y la inflación erosiona el poder adquisitivo de los hogares. Por otro lado, el crecimiento de la zona del euro (0,8 por ciento en primer trimestre) se caracterizó por la divergencia de sus economías. Mientras Alemania creció 1,5 por ciento, otros países como España (0,3 por ciento), Portugal (-0,2 por ciento) e Italia (0,4 por ciento), evidenciaron un modesto aporte. En este segundo trimestre se presentó, por primera vez en dos años, la contracción de actividad en manufactura (49,1) y servicios (49,5) según los índices PMI. Adicionalmente, la confianza de los consumidores cayó a mínimos históricos por el encarecimiento de la energía. En medio de este panorama, es prematuro pensar que las malas noticias para el sector real han quedado atrás.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido