Plan de negocios, clave del emprendimiento

Antes de involucrarse en cualquier proyecto, debe tener un pleno convencimiento de la decisión de ser empresario, pues no es algo opcional, como por probar a ver qué pasa.

POR:
septiembre 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-30

Luego, definir en qué área va entrar al mundo empresarial, lo que comúnmente se llama la idea del negocio. Para ello, lo más elemental es partir de lo que se sabe hacer y lo que le gusta hacer, solo así es muy posible que tenga éxito. Es importante también, dice Mauricio Molina, director de Emprendimiento de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), verificar cuál es la idea de negocio y sus posibilidades de éxito, para ello es necesario consultar información sobre entorno, mercados, oportunidades, tendencias mundiales y demás datos empresariales, a través de revistas especializadas y de otras fuentes de información como las cámaras de comercio, el Dane, los centros de investigación empresarial de las universidades, las fundaciones de emprendimiento, el Sena y muchas más que le van a ayudar a madurar la idea. El siguiente paso es analizar el mercado al cual se va a dirigir la futura empresa: definir género, estrato social, capacidad de compra, localización geográfica, hábitos de consumo, en fin... Se pueden hacer sondeos con los familiares, con los amigos, con su mercado natural; además, preguntar en sitios, en la calle, con la competencia; solo así se puede obtener un parámetro para el desarrollo de la idea. Luego debe pensar en el talento humano para seguir adelante (perfil del empleado), la tecnológica (equipos y máquinas que se puedan requerir), los recursos físicos, como un local o una oficina y, por supuesto, los recursos económicos para saber cuánto hay que invertir y con qué destinación. La mezcla de todos estos ingredientes es lo que se llama un Plan de Negocios o Plan de Empresa, que determina si la idea es viable. A veces, por no planificar, por temor o por pereza, se toman decisiones apresuradas, se corren riesgos y se pierden fácilmente recursos. Cuando se ha caracterizado el mercado objetivo, dentro del Plan de Negocios se debe incluir un componente clave que es el Plan de Venta y Comercialización, es decir, cómo se va a salir a conquistar el mercado (a través de una fuerza de ventas, Internet o pautas publicitarias, entre otras estrategias para llegar al cliente). Finalmente, hay que formalizar o legalizar la empresa. “Lo más recomendable es que después de que la empresa sea una realidad, se legalice y no lo contrario, para que nunca arranque”, puntualiza la CCB.'' Para que las empresas sean exitosas y competitivas, deben ser empresas legales, formalizadas”. CCB.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido