Por su rol creciente, hay que dar más atención a  neobancos: Felaban

La entidad advierte sobre los desafíos que entraña la operación, que es cada vez más significativa, de estos nuevos jugadores en el sector.

Neobancos

Al ser entidades 100% digitales, los neobancos ganan en conveniencia frente al usuario.

iStock

POR:
Portafolio
julio 17 de 2019 - 10:09 p.m.
2019-07-17

El sector financiero en todo el mundo se está enfrentando a una competencia mayor, tanto de jugadores ya existentes que incursionan en este tipo de servicios, como de nuevos agentes que han aprovechado la tecnología para entrar al negocio.

En el caso de la banca, esto incluye no solo a otras entidades tradicionales (como las cooperativas), sino a las grandes multinacionales tecnológicas, las ‘fintech’ y la banca en la sombra.

(Llega a Colombia OmniBnk, el primer ‘neobanco’ para empresas). 

Sin embargo, la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) advierte en particular sobre un jugador que está ganando terreno rápidamente y al que hay que prestarle atención: los neobancos, que prestan servicios bancarios 100% digitales, algunos relacionados con entidades tradicionales reguladas y otros son totalmente nuevos.

Para dar una idea, el mayor neobanco de la región es un ‘unicornio’ brasileño (Nubank) y en Colombia opera Nequi, perteneciente a Bancolombia.

“Este nuevo tipo de entidad bancaria representa el punto de quiebre entre el modelo tradicional de prestación de servicios y la creación de nuevas personerías jurídicas que encaren nuevos retos para la prestación de servicios financieros”, dice Felaban.

Señala que si bien esos agentes aún tienen poca participación en el mercado, la realidad es que tienen características que dan para pensar que tendrán un rol más relevante.

Algunas de ellas son los bajos costos transaccionales, la ausencia de sucursales físicas (que les da eficiencia en costos), una operación totalmente digital que es bien ponderada por los consumidores por la facilidad de tomar los productos desde el celular, y su potencial para llegar a usuarios poco o nada atendidos por la banca formal.

(El nuevo servicio de Nequi que lo sacará de apuros). 


Sin embargo, la Federación advierte que hay inquietudes sobre la operación de los neobancos. Entre ellas, menciona el hecho de que al no ser entidades bancarias formales, no cuentan con seguros de depósito ni tienen supervisión formal, lo que genera inquietudes frente a la seguridad de los recursos y a la protección de datos personales. De cara al usuario, plantea la poca diversidad en la oferta de servicios y en la falta de canales presenciales, que siguen siendo importantes para algunos clientes.

Considera además que “debido a la naturaleza de sus operaciones, la escalabilidad de su modelo de negocio, su crecimiento repentino y sostenido, y su creciente incidencia en la estabilidad financiera, se esperaría que dichas entidades sean sujetas a la inspección, vigilancia y control del supervisor financiero de los países en los cuales operan”.

De todas maneras, Felaban confía en que, al igual que está ocurriendo con las ‘fintech’ (emprendimientos que basados en tecnología prestan servicios financieros), podrían darse asociaciones estratégicas entre los neobancos y los bancos tradicionales “que generen un efecto multiplicador positivo sobre la competencia en el sector”.

Justamente “los esfuerzos de transformación digital de algunos bancos se han materializado en la apertura de neobancos paralelos a su actividad de negocio principal”.

Por todo esto, la banca no puede permanecer indiferente y más en momentos en que los consumidores tienen alta disposición a cambiar. Felaban menciona una encuesta de cg42, que concluye que si los 10 mayores bancos de EE. UU. no reaccionan a esa nueva competencia, podrían perder hasta el 11% de los clientes en un año.

Siga bajando para encontrar más contenido