Portugal debe pedir cuanto antes ayuda al FMI: Roubini

Lisboa/EFE. El economista estadounidense Nouriel Roubini, conocido por predecir la actual crisis económica, recomendó a Portugal pedir cuanto antes la ayuda internacional para superar sus dificultades y evitar que sus problemas “vayan a más”.

POR:
noviembre 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-11-30

Así lo señaló Roubini, profesor de Economía y Negocios Internacionales de la Universidad de Nueva York y famoso por sus pesimistas postulados, en una entrevista publicada ayer por el Diario Económico luso. “Portugal, se quiera o no, está cerca de llegar a un punto crítico”, señaló el economista norteamericano, quien defendió que el Gobierno luso “debería pedir ayuda oficial desde hoy”. En su opinión, lo mejor para el país sería solicitar cuanto antes la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) “con carácter preventivo”, ya que si se demora y decide hacerlo “en el último minuto”, corre el riesgo de parecer “desesperado”. El profesor -apodado también Doctor ‘Calamidad’- explicó que Portugal tendrá dificultades para resolver su déficit presupuestario y que para lograrlo deberá aumentar impuestos y recortar gastos, medidas que, a corto plazo, “agravarán el clima de recesión y dificultarán todavía más la estabilización de la deuda”. Sobre España, el economista aseguró que las medidas para reducir el déficit público es un dato positivo, pero que tiene “un problema mayor que Portugal con los bancos en el sector inmobiliario”. También alertó que “cualquier situación de desequilibrio” que ocurra en Portugal “tendrá un efecto negativo en España, independientemente de que tome las mejores medidas”, por lo que el Ejecutivo luso debería recurrir a la ayuda internacional “por su bien y por el de España”. Roubini reconoció, además, que España “es demasiado grande para caer y demasiado grande para ser salvada”, ya que “no hay suficiente dinero” para ella después de los rescates a Grecia e Irlanda. Nacionalizaciones suben el déficit Nouriel Roubini señaló que mientras Irlanda y España tienen “una gigantesca burbuja inmobiliaria”, Portugal presenta más semejanzas con el caso griego, cuya crisis financiera y económica se debe a “una laxa política presupuestaria y por problemas en el sector privado que obligaron al Estado a intervenir a través de nacionalizaciones”. ADRVEG

Siga bajando para encontrar más contenido