Postobón compró jugos a Bavaria

El último gran negocio en el que competían dos de los mayores conglomerados económicos del país, el de los jugos, quedó en manos de solo uno de ellos. En una transacción tasada en 55,3 millones de dólares, la compañía de bebidas Postobón, de la Organización Ardila Lülle, se quedó con los activos y las marcas de la Productora de Jugos, de propiedad de Bavaria y Cervecería Unión.

POR:
junio 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-06-30

La división de jugos de Bavaria se creó a comienzos de la década de los 90, luego de que los dos grupos comenzaran un enfrentamiento comercial por la decisión de Carlos Ardila Lülle de ingresar al mercado de las cervezas que hasta el momento era manejado por Bavaria, la empresa de Julio Mario Santo Domingo. Para responder, Santo Domingo decidió incursionar en un negocio desconocido hasta el momento para Bavaria: el de las gaseosas y los jugos. Casi un lustro después Bavaria decidió salir del mercado de gaseosas mientras que en el 2000 Ardila Lülle vendió su participación en el negocio cervecero. La transacción se venía adelantando desde hace más de un año, pero el cambio de dueños en Bavaria había generado algunos tropiezos para concretarlo. Los activos que quedarán ahora en manos de Postobón son la procesadora de pulpa de la compañía que opera en Tuluá, Valle, las marcas Orense y Tutti Frutti y algunos activos relacionados con el negocio. Postobón pasa así a ser un competidor grande en el mercado de jugos pues tendrá su propia procesadora de pulpa ya que hasta el momento este proceso lo contrataba con pequeños y medianos maquiladores. El presidente de Postobón, Héctor Fernando García Ardila, señaló que “esta compra hace parte de la estrategia de Postobón definida hace seis años para consolidar el liderazgo en el mercado de bebidas no alcohólicas”. García Ardila señaló que la experiencia que ha ganado Postobón compitiendo con multinacionales en el mercado colombiano le ha dado suficientes herramientas para el siguiente paso que espera dar y que apunta a un afianzamiento en los mercados internacionales. Actualmente las exportaciones de Postobón son apenas de 2 millones de dólares por año, cuando las ventas totales de la compañía superaron el año pasado los 500 millones de dólares. Aunque la compañía vende a países como Estados Unidos, España, Alemania, Japón y naciones de Centroamérica y el Caribe, la empresa busca ahora expandirse y fortalecer su presencia en el exterior. La compra de la división de jugos, según García Ardila, permitirá a la compañía cumplir con esta meta pues le dará un mayor margen de maniobra en el tema de producción y distribución. La compañía aspira a aprovechar además las ventajas del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, país en el que el mercado de hispanos está integrado por 45 millones de personas. En este mercado se busca no sólo llegar con los productos tradicionales de gaseosas, aguas y jugos, sino además fortalecer este último segmento con la amplia y variada oferta de frutas que ofrece Colombia. En un comunicado divulgado ayer por Postobón, el presidente de la Organizaicón Ardila Lülle, el industrial santandereano Carlos Ardila, sostuvo que “con esta inversión Postobón combinará su experiencia en el sector agroindustrial con su capacidad empresarial para desarrollar una plataforma exportadora de frutas y productos relacionados con el sector donde Colombia, a pesar de su gran potencial, se ha visto rezagada frente a países de características similares”. Por su parte el presidente de Bavaria, Karl Lippert, se pronunció también sobre el negocio de los jugos y afirmó que “esta transacción le permitirá a Bavaria fortalecer y concentrar sus esfuerzos en las categorías de cervezas, maltas y aguas así como fortalecer su portafolio de marcas y su capacidad de inversión”. A nivel mundial, SABMiller, dueño actual de Bavaria, no participa en el negocio de jugos. UN MERCADO QUE PROMETE El negocio de jugos industrializados en Colombia viene registrando una gran dinámica. De acuerdo con un estudio de la FAO, el consumo de fruta en Colombia es de apenas 40 kilogramos por persona al año, mientras que la recomendación es que la ingesta debe ser de 120 kilos por año. Según directivos de Postobón, la creciente preocupación por la salud y la difusión de estudios que muestran los beneficios del consumo de frutas ha movido el mercado de las bebidas a partir de este insumo. Se estima que éste, entre otros cambios en los hábitos de consumo, está incentivando el negocio de jugos. 1,25 billones de pesos planea vender este año Postobón, la compañía de bebidas de la Organización Ardila Lülle. En exportaciones se espera vender 2 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido