close
close

Finanzas

Petróleo cierra la semana con pérdidas ante preocupación por demanda

l West Texas Intermediate subió sobre US$89 el barril y el Brent  se redujo a US$1,75.

Petróleo

La Opep+ autorizó un leve aumento en el bombeo de petróleo.

Archivo particular

POR:
bloomberg
agosto 05 de 2022 - 09:19 p. m.
2022-08-05

El petróleo se dirigía a la mayor caída semanal desde principios de abril debido a la creciente evidencia de que una desaceleración económica mundial está frenando la demanda, con precios cerca del nivel más bajo en seis meses.

(Lea: El dólar cerró la semana al alza y por encima de los 4.330 pesos). 

El West Texas Intermediate subió sobre US$89 el barril ya que las acciones redujeron sus perdidas, pero se mantuvo camino a una caída semanal del 9%. El consumo de gasolina en Estados Unidos cayó, lo que avivó las preocupaciones sobre la demanda, mientras que la baja liquidez se sumó a la volatilidad.

Los suministros de Libia también se recuperaron, lo que ayudó a reducir los diferenciales de tiempo clave de los futuros del petróleo y alivió la tensión en el mercado. El retroceso es evidente en todo el mercado del petróleo. Los futuros de gasolina caían un 18% esta semana, una señal potencial de un mayor alivio en las estaciones de servicio.

Mientras tanto, los diferenciales de petroleo físico disminuían y el diferencial de los futuros del Brent mas cercanos con respecto al es siguiente se redujo a US$1,75 por barril en en backwardation, un patrón alcista en el que los precios a corto plazo son más altos que los de más largo plazo, por debajo de los mas de US$6 de hace una semana.

"El crudo rompió varios niveles técnicos en una semana que ha sido un baño de sangre para los creyentes del superciclo", dijo Rebecca Babin, operadora senior de energía en CIBC Private Wealth Management. "Sin embargo, la acción indica que esto fue más una huelga de compradores que una reducción significativa de la posición, ya que los compradores se contentan con quedarse al margen hasta que mejore la narrativa más amplia sobre la demanda".

Después de dispararse en los primeros cinco meses del año, el repunte del crudo se ha revertido, con perdidas que se profundizan este mes después de las caídas en junio y julio. La liquidación, que se ha visto exacerbada por volúmenes de negociación por debajo del promedio, puede aliviar algunas de las presiones inflacionarias que atraviesan la economía global y que han impulsado a los bancos centrales, incluida la Reserva Federal de Estados Unidos, a subir las tasas.

Aun así, hubo algunas señales de optimismo ya que Arabia Saudita subió sus precios esta semana y la OPEP+ advirtió sobre escasa capacidad ociosa. Saudi Aramco aumentó su grado Arab Light para los envíos del próximo mes a las refinerias asiáticas a un récord de US$9,80 por barril por encima del punto de referencia de Medio Oriente. Los operadores y refinadores esperaban un salto incluso mayor.

El cambio hacia una política monetaria mas estricta ha avivado la preocupación entre los inversionistas de que el crecimiento se desacelerara, poniendo en peligro las perspectivas para el uso de energía. El Banco de Inglaterra advirtió que el Reino Unido se encamina a más de un año de recesión a medida que aumento los costos de endeudamiento, mientras que en EE.UU., una seguidilla de miembros de la Reserva Federal se comprometió a continuar con una lucha agresiva para enfriar la inflación.

(Lea: Inflación anual en julio se ubicó en 10,21%). 

China también ha demostrado signos de debilidad, nublando las perspectivas para el consumo de crudo del principal importador. Datos recientes mostraron que la actividad de las fabricas se contrajo, mientras que China Beige Book International advirtió que la economía se estaba deteriorando.

BLOOMBERG

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido