'Prefiero la academia y no salir a buscar votos': José Fernando Isaza

En momentos en que la Compañía Colombiana Automotriz se encuentra en su mejor momento, su presidente, José Fernando Isaza, renunció y aceptó la rectoría de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

POR:
enero 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-01-30

Después de estar 20 años al frente de la empresa, Isaza se marcha porque considera que es tiempo de darle paso a las nuevas generaciones y porque “se iba a convertir en un activo fijo”. ¿Se va cuando la empresa está en un buen momento, pero el futuro del sector no es claro no sólo por la entrada en vigencia del G-3, si no también por el Mercosur y el TLC con Estados Unidos? El acuerdo con el G-3 ya está operando. Las importaciones están creciendo y los vehículos están llegando a un arancel más bajo y en mayor cantidad y la competencia será más dura, no hay alternativa, pero justamente la experiencia con México nos servirá y no nos está deteniendo, igual sucederá con Brasil cuando comience en pleno. Además, si bien están creciendo las importaciones, la producción nacional también lo está haciendo, al igual que las exportaciones. Lo que sucederá es que el sector tendrá que especializarse en su producción lo que conllevará a que haya un portafolio de producción local incluso para exportar a otros países. Por ejemplo, en Ecuador el mercado es muy bajo, son 84.000 unidades las que se venden al año. Incluso en Colombia es muy pequeño el mercado. ¿Si el mercado colombiano es pequeño por qué los carros siguen siendo caros? Los vehículos han bajado de precio en buena parte por la racionalización en los costos, especialmente con el impuesto de venta, que bajó al 25 por ciento, aunque sigue siendo muy alto. Además, con la revaluación el costo también se redujo, pero es cierto que sólo pueden acceder aquellas personas que tienen un empleo fijo o un ingreso bueno, pero para las personas que no tienen estas características es muy difícil que puedan comprar carro. No se puede desconocer que en el país el ingreso sigue siendo muy bajo. ¿Este es un país donde se cambian las reglas de juego a los empresarios con mucha facilidad, incluso la Mazda fue víctima de ello, es posible mantenerse con ello? El Gobierno se involucró en la compañía en el momento de la crisis porque había una deuda muy grande con los bancos oficiales y efecivamente se planteó el apoyo y la recuperación del capital, para que los japonenes volvieran a invertir con unas relgas de juego que se fueron modificando y la compañía se adecuó. La verdad es que hoy el sector es completamente distinto a lo que era hace 20 años, donde el mercado era cerrado y ultrarregulado, había tanta regulación que también se aumentaban los costos monstruosamente. La situación hoy es que se permite la competencia y hay una adecuada rentabilidad en la operación, aunque hay nubarrones al futuro. Hay un punto complejo y es que si bien el G-3 dio preferencias a Colombia, lo que sucede es que México firmó un TLC con Japón, con lo cual si se quisiera exportar desde aquí a ese país tendría que competir con su casa matriz. ¿El Gobierno sí garantiza reglas de juego claras y da confianza para tomar decisiones a largo plazo? Cuando se toma la decision de inversión se debe mirar la incertidumbre de esa decisión y el país tiene un récord Guinnes de poder hacer una reforma tributaria cada año, eso no tiene antecedentes en la historia y todos los gobiernos dicen que esta sí es la última y presentan otra y otra… Aquí se debe manejar esa inestabilidad y eso implica costos. Cuando un empresario invierte sabe que se modifican las reglas de juego y lo tiene en cuenta en su estudio de costos.Por ejemplo la posiblidad de cambiar las constituciones: eso crea desconfianza, y no creo que no se deban modificar las constituciones, lo que sucede es que la gran facilidad de hacerlo crea desconfianza y la ciudadanía asume ese costo. ¿Deja usted de producir carros en serie y ahora pasa a la academia donde el estilo es diferente, qué cambiará? Durante toda mi vida profesional nunca me he alejado de la academia porque justamente deja grandes satisfacciones. El reto es justamente no producir conocimiento en serie sino crear críticos y profesionales con capacidad de cuestionar, de no tragar entero. ¿La clase empresarial colombiana y la que está llegando últimamente está dedicada a la producción en serie? El relevo generacional en las empresas debe darse. La generación empresarial actual se caracteriza porque tiene más conocimientos tecnológicos, mayor especialización y tiene más tendencia al pragmatismo que al humanismo, por eso ha cambiado la administración. ¿Usted que es un hombre de formación científica cómo ve, que justamente ese sea el rubro más recortado en el Presupuesto Nacional? Los países subdesarrollados creen que las inversiones en ciencia y tecnología sólo se deben hacer cuando son desarrollados… Estados Unidos y los países europeos hicieron las grandes inversiones cuando eran subdesarrollados. ¿Qué opina de la reelección? Estoy en desacuerdo con la reelección inmediata porque un gobierno con todo el poder fiscal y los medios no genera una competencia equilibrada con el resto de candidatos. Tampoco comparto el hecho de que se modifique la Constitución para beneficio directo. ¿El actual debate político preelectoral cómo lo ve? Hace muchos años participaba en tertulias en las que estaban presentes teólogos, católicos, agnósticos y ateos y hablábamos sobre temas muy íntimos donde las diferencias eran absolutas, pero nunca hubo un golpe, si no todo era con el mayor respeto. En este momento yo veo personas con simplemente el deseo de ocupar una posición. Que no quiere el escaño 25 sino el dos y ese es el debate. En este momento a los políticos les interesa las posiciones y esas son importantes en el Kamasutra. Aunque también se ven personas con planteamientos políticos interesantes y con posiciones concretas frente a diferentes temas, es el caso de Rodrigo Rivera, Rafael Pardo o Carlos Gaviria. ¿Siendo usted un hombre político, así se ve en sus discursos o en sus escritos, por qué prefirió la academia y no la política? Prefiero estar en la academia y no salir a buscar votos.- Su imagen José Fernando Isaza, quien se va mañana de la presidencia de la Compañía Colombiana Automotriz, dedica su tiempo libre a tres actividades principalmente: leer, escribir y cocinar. Los libros que prefiere leer son novela y los relacionados con ciencias, matemáticas y física, aunque confiesa que quisiera darle más tiempo a la novela, pero la matemática es un vicio y se dedica principalmente a la lectura de esos. Otra de sus aficiones es cocinar y se concidera un muy buen cocinero. Su especialidad es la comida oriental, excepto la japonesa porque es muy complicada. Uno de sus fuertes es la comida de indonesia y le queda muy bien, ya que incluso él mismo prepara hasta el curry. La cocina francesa también le gusta, pero la que tiene grasa y todo el sabor.

Siga bajando para encontrar más contenido