En proceso norma preISO para formalizar las pyme

La informalidad afecta a cerca del 50 por ciento de las pymes del país, en parte por el temor que tienen los empresarios a que la formalidad les implique tributación y pagar otras actividades, como la facturación, que hacen que el costo operativo se incremente.

POR:
julio 31 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-07-31

Basado en esa necesidad, el Icontec se propuso el desarrollo de una norma técnica preISO, que busca que una pyme, antes de pasar a procesos de certificación, se legalice y se organice, desde el punto de vista de mercado, finanzas, administración, operación productiva, comercialización y recursos humanos; es como el ABC de una pyme. Fuera de ser emprendedores, de tener una buena idea o querer tener su propio negocio, la mayoría inician su empresa sin ningún tipo de información y solo se someten a los riesgos del mercado. Por estas razones, cuando quieren trabajar modelos de gestión, los niveles de deserción y de mortandad son altísimos, muchas veces porque el empresario por estar pensando en cómo pagar la nómina no le pone cuidado a un tema tan importante como el desarrollo técnico. Según Iván Barragán, director de Proyectos de la Corporación para el Desarrollo de Sistemas de Gestión Empresarial (Cyga), solamente cuando una pyme tiene garantía de sostenibilidad en el tiempo puede acometer procesos de certificación, que tienen cierto grado de dificultad, que llevan inversión y compromiso permanente del empresario. En general, son muchas las certificaciones a las que puede acceder una pyme, dependiendo de lo que quiera demostrar. Hay unas sectoriales que dependen de la línea de negocio (producto) y otras transversales, que son procesos que les sirven a todo tipo de pyme. Dentro de las certificaciones transversales están los Sistemas de Gestión para la Calidad, Seguridad y Salud Ocupacional, Medio Ambiente, Buenas Prácticas de Manufactura y, más recientemente, la que tiene que ver con sistemas de Gestión de la Innovación, creada para que no se tache a las pymes de violar derechos de propiedad intelectual o de copiar. Cada tipo de sistema de gestión tiene una norma de referencia, por ejemplo, las normas ISO de Calidad corresponden a la serie 9000; las de Gestión Ambiental a la serie 14000; las de Seguridad y Salud Ocupacional a las OHASS 18000; las de Buenas Prácticas de Manufactura, que corresponden a los Sistemas de Gestión para Inocuidad de Productos, a las ISO 22000; y la norma Sistemas de Gestión de la Innovación que es la norma española UNE 166000. Producción limpia UNO DE LOS aspectos que más fuerza está tomando a la hora de un proceso de certificación tiene que ver con la protección del medio ambiente. Y en el caso de las industrias, este está directamente relacionado con procesos de producción más limpia (PML), enfocados hacia el manejo preventivo de la contaminación ambiental, lo que al mismo tiempo representa para la empresa reducción de costos (materiales, energía eléctrica y agua), aumento de productividad e innovación de procesos y productos. Además, la puesta en marcha de una PML significa para la industria mejoramiento y desarrollo continuo que se puede dar en varios niveles: implementación de buenas prácticas, cambio tecnológico e innovación. Una PML empieza con la sensibilización y capacitación de todo el personal que labora en la empresa, y con los ajustes que requiere la planta física. Apoyo económico para certificación El costo de una certificación depende del grado de intervención que se requiera. Por ejemplo, una firma comercializadora con 40 horas de consultoría logró ajustar, en menos de cuatro meses, su esquema de gestión y eso no le costó más de cuatro millones de pesos, de los cuales, el 50 por ciento fue aportado por una entidad multilateral. Hay otros casos donde el proceso de certificación es mucho más complejo, porque el grado de exigencia técnica es alto. Por ejemplo, en algunos casos se requiere no solamente un Sistema de Gestión de Calidad sino uno integral, con Seguridad y Salud Ocupacional. Entonces, el costo de certificación puede llegar a topes de hasta 30 millones de pesos por empresa, lo que para muchas pymes es sumamente elevado, aunque vale aclarar que estas pequeñas empresas genealmente no requieren esos grandes procesos integrales y eso es un punto a favor. Como las pymes no pueden asumir todos estos costos, hay entidades a las que pueden recurrir para que les ayuden en estos procesos de certificación, como el Fomipyme, y los proyectos pyme de los fondos multilaterales de inversión, tipo Banco Mundial, Corporación Andina de Fomento y Banco Interamericano de Desarrollo. Para acceder a estos fondos es necesario hacerlo a través de un operador caso Cyga, la Organización de Estados Iberoamericanos para la Ciencia y la Tecnología, el Convenio Andrés Bello, los Centros de Desarrollo Tecnológico y los centros de investigación de las universidades, entre otros. Finalmente, las empresas, con su operador y el fondo de apoyo financiero, llegan a Icontec, la mayor certificadora de pyme en Colombia; o a SGS, Bureau Veritas, Cotecna, Cintel o Cidet, para que les certifique sus procesos de Gestión de Calidad. Lo que se gana con una certificación LOS BENEFICIOS empiezan en términos de reducción de costos, porque la empresa se organiza mejor. LA EMPRESA va a ser más competente para asumir retos de más nivel técnico, satisfacer a clientes más calificados y para producir con menores riesgos. TIENE LA OPORTUNIDAD de vender más, porque se le abren al empresario pyme mercados en las grandes empresas que reconocen esa certificación como elemento fundamental en sus transacciones. Y COMO consecuencia de menores costos, más ingresos y mayor rentabilidad."Un proceso de certificación requiere de inversión y del compromiso del empresario y de sus empleados”. Iván Barragán, director de Proyectos de Cyga.

Siga bajando para encontrar más contenido