Producción del cacao colombiano busca posición en el mercado internacional

Una mejora general del cultivo y el mercado de sus productos derivados se espera que sea el resultado de una inversión de más de 360.000 dólares.

POR:
febrero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-02-26

Desarrollar un proceso de producción de cacao, beneficio y comercialización, orientado al ofrecimiento a los mercados internacionales, es el propósito del proyecto de transformación productiva presentado por Fedecacao y el comité especial de confitería y chocolatería de la Andi.

Para cumplir con el propósito de incrementar y mantener las exportaciones se aprovechará el reconocimiento de cacao fino de sabor y aroma que tiene el grano colombiano, reconocido por parte de la Organización Internacional del Cacao (ICCO).

Además, se buscará el desarrollo de una diversidad de productos de distintas características procurando aprovechar los sellos y certificados, teniendo en cuenta las condiciones agroecológicas que tienen las zonas productoras del país y la posibilidad de producir respetando las normas ambientales.

Así mismo, se tiene previsto aumentar el área cultivada de cacao hasta llegar a 300.000 hectáreas y una producción de 360.000 toneladas, incrementando el nivel de productividad actual de 500 kilos por hectárea año a 1.200 kilos.

En el mercado internacional el valor de esa producción sería aproximadamente de 1.880 millones de dólares anuales en grano, sin tener en cuenta el valor agregado que pueda dársele. Las metas que se ha trazado la Federación son las de lograr en el 2012 una producción de 70.000 toneladas de cacao, de las cuales se exportaran 15.000 y para el año 2019 el área cultivada de cacao en Colombia será de 300.000 hectáreas las cuales producirán 360.000 toneladas con una productividad de 1.200 kilos por hectárea año.

La tecnología para cumplir el objetivo se basa en el empleo de materiales de propagación obtenidos a partir de la clonación de materiales genéticos, en el uso de una densidad de siembra cercana a 1.200 árboles por hectárea, en el refinamiento del paquete de prácticas de manejo del cultivo del cacao y en la tendencia a utilizar insumos orgánicos. Todo esto bajo el concepto de sistemas agroforestales.

De igual manera se trabajará en la diferenciación de productos en cada una de las zonas agroecológicas y microclimas que existen, generando productos de origen, además de los que ya existen como el cacao Tumaco y el cacao Santander.

A través de la especialización y diferenciación de productos con características únicas se asegurará que la materia prima siempre tenga la misma procedencia para mantener una calidad estándar, lo cual garantiza que el grano usado en los productos no pueda ser sustituido por cacao importado, así se consiga a menor precio.

Los mercados objetivo son Estados Unidos, Europa, China y Japón. La meta es ofertar a dichos mercados el cacao tanto en grano como en productos elaborados.

Fedecacao lanzó en el 2006 un programa de comercialización con cooperativas asociadas y creó la comercializadora internacional CI Cacaos de Colombia, para buscar mejores precios en el mercado tanto nacional como internacional, que es hacia donde apunta el futuro de la cacaocultura colombiana.

De esta manera los cultivadores colombianos se están asociando, creando cooperativas y agremiaciones que les compran directamente para evitar la intermediación y así mejorar sus ingresos.

Por otra parte, el Gobierno incluyó al cacao en el paquete de cultivos de tardío rendimiento que quedaron libres de impuestos sobre la renta durante 10 años, creó líneas especiales de crédito Finagro, ha fomentado su cultivo en varias regiones del país y lo incluyó en la llamada Apuesta Exportadora.

El aporte del gobierno a este proyecto de transformación productiva es de 250.000 dólares representado en la contratación de una consultoría internacional para desarrollar la idea de negocio, mientras que el sector privado lo hará con 116.000 dólares equivalente al 40 por ciento del valor total del proyecto.

Siga bajando para encontrar más contenido