Para proyectarse en el mundo de los negocios

Las cifras son contundentes. De 1’174.297 títulos otorgados en educación superior, entre el 2001 y el 2008, el 31 por ciento fueron en carreras de las áreas de la economía, la administración, la contaduría y afines, según reporta el observatorio laboral para la educación.

POR:
mayo 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-05-31

El interés por estos programas ha estado latente y no ha dejado de crecer. De los 5.597 programas de pregrado que existen actualmente en el país, el que mayor número de matriculados tuvo en el 2009 fue administración de empresas, con 75.542 estudiantes, de acuerdo con cifras preliminares del Ministerio de Educación Nacional (MEN). Pero, ¿cuál es ese plus que tienen estos programas de las áreas de las ciencias económicas para atraer a tantos bachilleres?, y, en ese orden de ideas, ¿qué deben tener en cuenta ellos a la hora de escoger una de estas profesiones para asegurar un futuro exitoso? Para Gustavo Tobón Londoño, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Pontificia Universidad Javeriana, de los tres factores de producción del mundo de los negocios hoy, que son tierra, capital y trabajo, el que impera es el trabajo, entendido como conocimiento. Las empresas más exitosas son aquellas que tienen mayor conocimiento, lo cual obliga al empresario a pensar en cómo puede hacer para que este exista y se mantenga en su organización. Esto implica que los empleados deben tener esos saberes que hacen fuerte y sólida a una empresa. Este perfil específico, que cada día adquiere más relevancia, es atractivo para los estudiantes que ven en las ciencias económicas un futuro promisorio, porque las empresas requieren profesionales conocedores y competitivos, lo que asegura la vinculación laboral para los egresados de estas áreas, bien sea en compañías grandes o pequeñas, nacionales o del exterior. Para elegir bien Si bien es cierto que la demanda es grande, muchos bachilleres se presentan solo porque han escuchado que la vinculación laboral de egresados de carreras como economía, administración de empresas, finanzas, contaduría pública o negocios internacionales, es buena. Jorge Iván Bula, decano de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, asegura que un futuro universitario interesado en carreras del mundo de los negocios debe tener claro cuáles son sus habilidades y en qué áreas del conocimiento, para que a futuro su desempeño sea el mejor. Es claro que en el ámbito de la economía hay que tener un buen desempeño en matemáticas, en lo contable financiero y un pensamiento estratégico. En segundo lugar, explica que se deben establecer las diferencias de los trabajos específicos a los que se dedica cada profesión y si le gustaría o no llevar a cabo ese papel. “Si quiere tener cargos de dirección, una carrera como administración de empresas le puede servir. Si quiere manejar los aspectos financieros de una empresa podría ser como las áreas contables; y si lo que busca es entender mucho más la operación de los negocios y del ámbito de los mercados, una carrera como economía sería más indicada", explica el decano de la Nacional. - Las exigencias del mercado El mundo de los negocios de hoy tiene como características el alto grado de interdependencia entre los mercados, lo que produce mayor competencia entre empresas, explica Tobón, experto de la Javeriana. Esto exige que los profesionales tengan una visión de la realidad que se vive, una buena comprensión de los procesos y las transformaciones que se están dando en el mercado nacional e internacional y que formulen estrategias para aplicar a su empresa. Además, deben tener claro que las nuevas tecnologías y la Internet hacen que una empresa tenga una ventaja competitiva importante que se debe aprovechar al máximo, explica Guillermo Galán, decano de la Facultad de Administración de Empresas de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito. Y por si fuera poco, el sector exige que el profesional sea íntegro y tenga ética en el manejo de los procesos. Expertos en economía coinciden en que la gran mayoría de crisis modernas a nivel empresarial están ligadas más a problemas éticos de sus dirigentes que a problemas técnicos. El pensamiento estratégico, la capacidad de convertir esta estrategia en resultados medibles, el liderazgo con ética, la capacidad de interactuar en equipo de manera propositiva y la utilización oportuna de las tecnologías son los aspectos que convierten a un profesional de las ciencias económicas en un elemento necesario para una empresa.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido