‘Prymeros’

Resulta fundamental brindar apoyo al desempeño empresarial mediante el uso de tecnologías de información y comunicación TIC y contribuir al mejoramiento de la competitividad de las pequeñas y medianas empresas (Pymes). Un esfuerzo en este sentido, que vale la pena destacar, es el Proyecto Prymeros realizado por Confecámaras y 7 cámaras de comercio, con la colaboración de la Agenda de Conectividad y una cooperación técnica no reembolsable del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del BID. Este proyecto, que está para terminar, con base en la implementación de servicios y soluciones tecnológicas de comercio electrónico (B2B), buscó facilitar el proceso de transacciones entre empresas tales como cotizaciones, verificación de inventarios, órdenes de pedido y facturación entre otros. Para ello, el Proyecto Prymeros acompañó a las empresas beneficiarias en el diagnóstico, diseño de planes de acción y proceso de transición para el uso de nuevas h

POR:
enero 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-01-31

Para alcanzar una cobertura nacional, el Proyecto Prymeros se apoyó en las cámaras de comercio, quienes coordinaron las diferentes actividades en su jurisdicción. Inicialmente, cada cámara de comercio convocó a sus afiliados a talleres de sensibilización en comercio electrónico para Pymes. Seguidamente, mediante encuestas de ubicación en las cuales se analizaron aspectos de infraestructura tecnológica, madurez de procesos, relaciones con los clientes y proveedores, se identificaron las empresas donde el Proyecto podía tener mayor impacto y se las invitaron a que hicieran parte del mismo conformando comunidades empresariales específicas. Inicialmente un consultor individual hizo un diagnóstico de las necesidades básicas de cada comunidad. La implementación de las soluciones tecnológicas para atender a esas necesidades se hizo con base en concursos privados a los que se invitaron a varias firmas consultoras independientes. Los resultados se pusieron a disposición de los participantes de estas comunidades y el Proyecto acompañó a cada una de las empresas beneficiarias en su implementación. Lo interesante del proyecto es que se constituyeron 21 comunidades en diferentes sectores de la producción y de los servicios, situadas en distintas regiones del país, que aprendieron a hacer uso de estas nuevas tecnologías en forma integrada, modernizando sus empresas, disminuyendo intermediarios y reduciendo costos. Aunque el Proyecto superó las metas asignadas inicialmente en materia de sensibilización, diagnóstico e implementación y aunque quedaron varias comunidades empresariales interesadas sin recibir los beneficios del mismo, no se puede continuar porque la filosofía que tiene el BID es que estos programas de cooperación técnica no reembolsable se hacen por una sola vez. De todas maneras queda una experiencia valiosa. Esta metodología puede ser utilizada en los Acuerdos de Competitividad y desarrollada más ampliamente en la Agenda Interna, dentro del propósito de vincular los temas de competitividad con los de conectividad, tal como lo tiene previsto la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

Siga bajando para encontrar más contenido