Rafael Mejía López

Bolsa Mercantil de Colombia llega a 40 años, con propósito

La entidad tiene una estrategia para seguir creciendo, aprovechando al máximo las oportunidades que le brinda el escenario de negociación.

Rafael Mejía López
POR:
Rafael Mejía López
septiembre 15 de 2019
2019-09-15 06:40 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7c9808dc8c.png

En esta época, en medio del vaivén de las crisis internacionales y nacionales, de lo rápido que avanza el mundo con nuevos desarrollos tecnológicos y los comportamientos sociales cada vez menos previstos; es poco común escuchar que las empresas logren permanecer en el mercado por 40 años. Con menos frecuencia que estén preparadas para continuar su gestión por lo menos por otras cuatro décadas más.

Esta es la afortunada posición de la Bolsa Mercantil de Colombia, una entidad que desde sus orígenes fijó su propósito: impulsar con decisión el desarrollo del país e innovar para generar negocios formales y mercados transparentes; llevándolo como bandera desde su fundación en agosto de 1979, estandarte de hoy y razón de ser en adelante.

A lo largo de su trayectoria, la Bolsa Mercantil ha sido un escenario de negociación presto al crecimiento empresarial. Hace 40 años, cuando se fundó como Bolsa Nacional Agropecuaria, fue el trampolín para la comercialización de commodities del sector agro y fuente de precios de referencia para este, cuando los procesos de empresarización del campo eran aún más incipientes.

Conforme a su objeto y la evolución del país ha ido avanzando para actuar como una Bolsa de Productos que desde el año 2000 opera bajo la supervisión de la entonces Superintendencia Bancaria, -hoy Superintendencia Financiera de Colombia-, y en 2010, cambió su nombre e identidad corporativa para apostarle a la diversificación de sus negocios y convertirse en La Mercantil.

Así, ha demostrado que puede dar un alcance superior dando pasos muy importantes. Las utilidades en los últimos años han mantenido su crecimiento. Y los inversionistas por primera vez en la historia de la Bolsa Mercantil obtuvieron dividendos por acción de $84.66 y $168.73 en 2017 y 2018, respectivamente.

Las utilidades continúan creciendo por el orden de los dos dígitos (26%) ubicándose en $7,148 millones para el primer semestre de 2019 y espera cerrar el año con utilidades superiores a los $12.000 millones. Esto refleja que la Bolsa Mercantil tiene una posición financiera muy sólida por lo cual está invirtiendo recursos importantes en transformación digital, desarrollo de nuevos negocios y fortalecimiento de su presencia en los mercados de commodities. Lo anterior, apalancado con un equipo humano de alto desempeño, fundamental para asegurar el crecimiento y sostenibilidad.

En los años que vienen, una pieza clave será, -además de mantener las líneas de negocio actuales-, la incursión en nuevos mercados y penetrar con decisión el sector energético. Ya la Bolsa Mercantil ha dado un aporte contundente convirtiéndose en el Gestor del Mercado de Gas Natural (2015), figura totalmente nueva para la entidad, el país y los agentes del mercado; siendo un referente en la consolidación de la información del mercado mayorista del sector en mención.

En ese sentido, la Bolsa Mercantil ha contribuido a generar información que antes no estaba disponible para la industria y el gobierno, que resulta relevante para la toma de decisiones de los participantes del mercado y de las entidades del gobierno relacionadas, en tanto se proveen datos e informes que son soporte para la generación de política pública.

Una ventaja muy destacada de la Bolsa Mercantil es la experiencia adquirida, la confianza ganada en el sector y un equipo lo suficientemente robusto desde la Vicepresidencia de Mercados Energéticos que demuestra que estamos listos para ser nuevamente el Gestor 2020-2025 y ampliar nuestro portafolio en materia de subastas de contratos de gas, energía eléctrica y de ahí, cualquier otro tipo de commodity energético.

Por otro lado, dotar de transparencia los mercados, como el de Compras Públicas (facultado por la Ley 80 de 1993 y Ley 1150 de 2007), también ha sido un aporte valioso de la Bolsa Mercantil en las compras estatales. La credibilidad ha ido en ascenso y eso se refleja en cifras. Por ejemplo en 2018, el volumen negociado fue superior a $1,3 billones. Se destacan compras del segmento alimentos, tecnología, dotaciones y servicios de vigilancia privada.

Las alcaldías gobernaciones y entidades administrativas del orden nacional acuden a este escenario de negociación para contratar programas de alta complejidad como lo pueden ser un servicio de vigilancia y de gran impacto social como el Programa de Alimentación Escolar PAE; de este último ya se completan 40 negociados a través de Bolsa.

Sin duda, por 40 años la Bolsa Mercantil ha aportado a la formalización del sector agropecuario, al desarrollo de la política pública del país mediante convenios con entidades como el Ministerio de Agricultura y a la financiación no bancaria para los empresarios del agro con herramientas como el Repo sobre CDM. Así mismo, su infraestructura ha sido el escenario para la comercialización de productos agropecuarios bajo el mecanismo de subasta y también para que de manera anticipada, el agricultor pueda disponer de recursos según los requerimientos del mercado.

Ha sido fuente de precios y estadísticas para el sector agro. La data que cruza por la Bolsa Mercantil resulta ser suficiente para determinar de manera anticipada la variación de los precios de los productos agropecuarios que pueden tener incidencia en la canasta familiar, a través del índice de precios agropecuarios (IPAG) que mes a mes se publica con todas las audiencias de interés, de manera gratuita.

El agro ha sido el ADN de la entidad desde que fue fundada como Bolsa Nacional Agropecuaria. No obstante, la Bolsa Mercantil tiene una estrategia demarcada para seguir creciendo, aprovechando al máximo las oportunidades que le brinda el escenario de negociación y la misma regulación, la confianza depositada en los mercados que administra y en esa vía, está preparada para seguir fomentando exponencialmente su propósito, inicialmente, por otros 4.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes