Recesión se ensaña con Gran Bretaña; contracción fue de 2,4% en primer trimestre, la peor en 58 años

Así lo destacó la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), que hasta ahora estimaba la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en un 1,9%.

POR:
junio 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-06-30

En ritmo interanual, la caída del PIB fue revisada a -4,9 frente al -4,1 por ciento de las estimaciones precedentes. Se trata del peor dato registrado desde que la ONS inició el cálculo de estadísticas en 1948.

Aunque los economistas esperaban una revisión a la baja de las cifras de la ONS, estaban lejos de prever una contracción tan fuerte, ya que apostaban por una caída del 2,2 por ciento en ritmo trimestral, y del 4,4 por ciento interanual, según una compilación de sus previsiones.

La revisión se debe a la caída de la actividad en el sector de la construcción (-6,9 por ciento trimestral), anticipada por los economistas, y a la del sector servicios, que se contrajo un 1,6 por ciento.

La ONS revisó también a la baja el PIB del segundo trimestre del 2008, estableciéndolo en 0,1 por ciento y no en cero. Eso significa que la recesión comenzó en ese trimestre, y no en el tercero del 2008, como se pensaba hasta ahora.

Los economistas consideraron que estas cifras confirman el riesgo de que la recuperación económica sea mucho más lenta y difícil de lo previsto.

El lunes el primer ministro Gordon Brown anunció una serie de medidas ante los diputados, entre ellas un mayor gasto en vivienda social, pero el mismo día, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), pronosticó un estancamiento del PIB británico en el 2009.

Howard Archer, jefe economista para el Reino Unido del gabinete IHS Global Insight, calificó los datos de la ONS de "chocantes".

Según él, aunque el PIB debería contraerse mucho menos en el segundo trimestre, o incluso aumentar ligeramente, la economía británica alternará retrocesos y crecimiento hasta 2010, antes de retomar un crecimiento firme.

El analista predijo también que el Banco de Inglaterra se vería obligado a mantener sus tasas al nivel históricamente bajo de 0,5 por ciento hasta el 2010.

Siga bajando para encontrar más contenido