Antes de una reforma pensional es vital revisar los pasivos

Casanare, Vaupés y Cesar, los mejor aprovisionados para cumplir con esta obligación. Valle solo tiene cubierto el 7,9% de lo que requiere.

Pensiones

Archivo Portafolio.co

Pensiones

POR:
enero 30 de 2012 - 01:39 p.m.
2012-01-30

Aunque para el Ministerio de Hacienda, la llamada 'bomba' pensional que durante más de una década ha amenazado con explotar e impedir el pago de las mesadas a las personas que adquieren su derecho de jubilación en las regiones, ya está apagada, solo 3 departamentos: Casanare, Vaupés y Cesar tienen reservas de recursos por encima del 100 por ciento de lo que requieren, en el Fondo de Pensiones Territoriales (Fonpet). 

El pasivo pensional territorial, es decir, los recursos estimados que hay que tener para pagar a los que ya están pensionados y los que están por adquirir ese derecho en los próximos 20 años, es de 39 billones de pesos, de los cuales, ya se cuenta con un 31 por ciento. El hueco, según voceros del Fonpet, es normal.

Ningún país del mundo, ni europeo ni latino, tiene cubierto el 100 por ciento del pasivo pensional.

El proyecto del Fonpet ha sido exitoso, la idea es seguir la misma mecánica".  No obstante, la firma calificadora Fitch, en un reciente informe sobre 'Perspectivas 2012 para los Gobiernos locales y regionales', da un parte de estabilidad para las finanzas públicas de los territorios, pero advierte una amenaza en el tema de las pensiones. "El pasivo pensional sigue siendo un riesgo significativo. Fitch esperaría un fondeo alrededor de la tercera parte del total, pero la cobertura mediana en 2011 fue de 26,8 por ciento para las ciudades capitales y 31,1 por ciento para departamentos". 

Para el gremio de las instituciones financieras, Anif, el panorama tampoco es tan alentador. "En general, hay amenaza de que el pasivo pensional total se eleve del 120 por ciento del Producto Interno Bruto al 140 por ciento en los próximos años". Todo, por cuenta del reversazo que tuvo el Régimen de Ahorro Individual (manejado por fondos privados), el cual provocó la migración de afiliados al Régimen de Prima Media (que maneja el Seguro Social). 

La realidad del pasivo territorial es desigual. El del Valle, por ejemplo, a diciembre del 2011, era de 10,9 billones de pesos, de los cuales, solo había ahorrado el 7,9 por ciento. En consecuencia, según el llamado cálculo actuarial o valor presente de las obligaciones futuras, le faltan 10 billones de pesos más. 

En contraste, departamentos que reciben regalías, como Casanare y Cesar, son dos de los tres que tienen porcentajes de cubrimiento del pasivo por encima del 100 por ciento (133 y 127 por ciento respectivamente). Claro está, sus obligaciones ascienden a 272.000 millones en el primer caso y a 219.000 millones en el segundo, es decir, casi cuatro veces menos de lo que requiere Valle.

Otro departamento bien posicionado en materia de pensiones es Vaupés, que tiene un pasivo de 29.000 millones, el cual tiene cubierto en un 116 por ciento. 

En cambio, 17 de los 32 departamentos del país tienen cubrimientos del pasivo por debajo del promedio. Entre ellos están Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá y Santander, que generalmente están bien posicionados en otras áreas del manejo de las finanzas territoriales. "Todo el corazón del tema es que hay que pagarle a los pensionados. El avance con el Fonpet es que se han hecho las dos cosas: cumplido puntualmente con las mesadas y además, constituir el ahorro. Esta plata es administrada por 6 consorcios privados, e invertida en instrumentos que generan renta fija", indicaron fuentes del Ministerio de Hacienda. 

PASIVO PENSIONAL, INSUMO CLAVE PARA LA REFORMA

A las puertas de una nueva reforma pensional, que el Gobierno ha anunciado para este año, la realidad sobre el pasivo es clave para evitar cobrarle a las nuevas generaciones los errores del pasado, indicó Óscar Rodríguez, investigador del CID de la Universidad Nacional.

El aumento en la edad de la pensión y el incremento en las cotizaciones son dos de los grandes pilares de la reforma, por lo que Rodríguez indica. "No hay que olvidar el origen del déficit. Hubo problemas de malos manejos de esos ahorros, por decisiones de diferentes administraciones. Es el caso de los recursos de pensiones que el Banco Central Hipotecario puso en un proyecto de casas sin cuota inicial que no resultó viable". 

Entre tanto, el investigador de la Universidad Externado, Álvaro Moreno, en su estudio 'Economía política de la reforma al sistema colombiano de pensiones’ advierte que antes de una reforma, hay que precisar la realidad del pasivo pensional, pues "las imprecisiones en las cifras respaldan argumentos contrarios a los hechos para justificar las reformas".

MARTHA MORALES MANCHEGO

Redacción Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido