Reforma de las regalías

Reforma de las regalías

POR:
octubre 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-10-29

La reforma constitucional que busca crear el Sistema General de Regalías se fundamenta en cuatro principios: 1) equidad social y regional; 2) ahorro para el futuro; 3) competitividad regional y 4) buen gobierno. La inclusión de la palabra ‘general’ en el título contiene la filosofía de esta iniciativa. ¿Cómo crear un sistema que funcione para todas las regiones de Colombia, en todos los momentos del tiempo, y que sea válido para departamentos productores y no productores? Primero, el Sistema General de Regalías (SGR) estará conformado por la totalidad de las regalías percibidas por el Estado, producto de la explotación de recursos naturales no renovables. El SGR distribuirá los recursos entre las regiones del país, con base en criterios de pobreza, población y eficiencia en el gasto público regional. Las regalías continuarán siendo destinadas a las regiones, sin participación alguna del Gobierno Nacional. Actualmente, existen dos clases de regalías, las directas y las indirectas. Las primeras corresponden a los departamentos y municipios en cuyos territorios se adelanta la explotación de recursos naturales no renovables, al igual que los puertos por donde se transporten los mismos; las llamadas ‘indirectas’, canalizadas a través del Fondo Nacional de Regalías, financian proyectos regionales de inversión prioritarios en todo el país, según los respectivos planes de desarrollo. Este esquema pretende modificarse a través de la creación del SGR, acabando con la diferenciación de regalías directas e indirectas, pasando a un modelo general que abarque la totalidad de los recursos a que tiene derecho el Estado, y que se destine a financiar proyectos regionales de desarrollo económico, social y de infraestructura. El proyecto de Acto Legislativo contempla la flexibilización del uso de las regalías, con el fin de otorgar mayor autonomía a las entidades territoriales, que a través de cuerpos colegiados tendrán el poder de decisión sobre las prioridades a atender con estos recursos. Adicionalmente, el plan propuesto incentiva la competitividad regional al promover la integración de municipios, distritos y departamentos en proyectos que fortalezcan sus áreas de influencia, lo cual permitirá aprovechar las economías de escala que pueden generar la coincidencia de prioridades a nivel regional. Los componentes del Sistema serán: Fondo de Ahorro y Estabilización; Fondo de Compensación Regional; Fondo de Desarrollo Regional; Fondo de Participación de las entidades productoras; Ahorro pensional territorial; y Recursos para ciencia, tecnología e innovación. * Fondo de Ahorro y Estabilización. Este Fondo tiene como finalidad absorber las fluctuaciones en el valor de las regalías, con el propósito de reducir la volatilidad en los ingresos de los beneficiarios a lo largo y ancho del país; es decir, generar ahorro en momentos en los cuales se presenta un crecimiento de los ingresos, de tal manera que permita estabilizar gastos cuando las regalías son más escasas. Ahorrar en los periodos de ‘vacas gordas’ para poder seguir invirtiendo en los de ‘vacas flacas’. Este diseño adquiere mayor relevancia ante el esperado aumento en la explotación de recursos naturales no renovables (Cuadro 1). Con base en estas proyecciones, el monto de recursos que ingresarían por concepto de regalías puede ascender de $7,5 billones en el 2010, a aproximadamente $12 billones en el 2020. * Ahorro pensional territorial. Los recursos de regalías preservan su papel en la financiación de ahorro pensional territorial. Estos deberán ser descontados del total a ser distribuido por el SGR, con una participación de 10% del total anual. Esto, con el fin de avanzar en la cobertura del pasivo que hoy tienen las entidades territoriales a su cargo. De acuerdo con cifras del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, a fin del 2009 este pasivo actuarial alcanza $82,4 billones. En los últimos 10 años, el Gobierno Nacional, los departamentos y municipios han promovido el ahorro a través del Fonpet, lo que ha permitido provisionar 30% de este pasivo. Pero dada la necesidad de continuar con el esfuerzo para cubrir esta obligación, la contribución de los recursos de regalías seguirá siendo fundamental por muchos años. * Fondo de Participación de las entidades productoras. De este fondo se destinarán dineros exclusivamente a los departamentos, municipios y distritos en cuyo territorio se adelanten explotaciones de recursos naturales no renovables, así como los puertos marítimos y fluviales por donde se transporten dichos recursos o productos derivados de los mismos. Esto les garantiza un tratamiento privilegiado, pues serán las únicas zonas que participen de todos los componentes del sistema. * Inversión en ciencia, tecnología e innovación. El proyecto de Acto Legislativo contempla que 10% de las regalías se destinará anualmente a este fin. Con ello, aumenta casi en 40% los recursos que el país asigna a estos objetivos, y se empieza a cerrar la brecha con nuestros competidores mundiales. * Fondo de Desarrollo Regional. Este financiará proyectos regionales cuya asignación se hará a través de cuerpos colegiados, con participación de gobernadores, alcaldes, y ministros, como delegados del Gobierno Nacional. Cabe anotar que los alcaldes y gobernadores tendrán una participación mayoritaria en estos comités, como representantes de las regiones. El diseño de este componente del SGR busca la integración de las entidades territoriales en grupos relativamente homogéneos, de forma que los proyectos de desarrollo respondan a necesidades regionales, exploten rendimientos de escala y eviten limitaciones derivadas de la división política de municipios y departamentos. Así mismo, se busca que al visibilizar los recursos con la participación de los gobiernos locales, departamentales y nacionales, se promueva una buena identificación de proyectos; su priorización de acuerdo con la necesidades regionales y con la visión de desarrollo que surja de las fuerzas vivas de cada región; la contratación transparente, con base en contratos modelo que sean válidos para todo el país; y sobre todo, el uso probo de fuentes cruciales para el desarrollo de Colombia. El Fondo de Desarrollo pretende materializar la equidad en materia de regalías entre las entidades territoriales, así como la equidad social, al priorizar la asignación de recursos hacia las zonas más pobres y más pobladas del país. Cabe destacar que la concentración de regalías en unos pocos departamentos, que resulta del sistema actual, no ha permitido que estos mejoren sus índices de pobreza con respecto al resto del país. * Fondo de Compensación Regional. Este seguirá los mismos criterios de asignación que el Fondo de Desarrollo, con el fin de promover la equidad social y regional, con énfasis en las zonas fronterizas, costeras y de la periferia de Colombia, que concentran una porción fundamental de la pobreza del país. Tendrá una duración de treinta años, lapso en el que se espera que estas regiones converjan hacia el promedio nacional en materia de calidad de vida. Por último, cabe destacar que los recursos del SGR no harán parte del Presupuesto General de la Nación, ni del Sistema General de Participaciones. Esto garantiza que dichas sumas no hagan parte de las cuentas fiscales de la Nación, reiterando la garantía de que los dineros de regalías se distribuirán en las regiones. Los recursos de ahorro serán manejados por parte del Banco de la República, por ser una entidad especializada en manejar inversiones internacionales, como las Reservas Internacionales. Pero sin que ello implique en ningún sentido la centralización de dichos recursos. En las épocas de desahorro, los mismos se distribuirán entre las regiones, de la manera descrita, sin que un solo peso pueda ser destinado al Gobierno Nacional. JUAN CARLOS ECHEVERRY. Ministro de Hacienda.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido