Por retrasos en fabricación debidos a amplia demanda, Boeing entregará aviones 787 a Avianca en 2012

El vicepresidente comercial para América Latina, John Wojick, viajó a Colombia para informar a la aerolínea sobre retraso de los aviones, comprados en 2006 por US$1.550 millones y pactados para 2010.

POR:
agosto 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-08-29

Los 787 tendrán la tecnología más evolucionada del momento, hechos ya no de aluminio sino de fibra de carbón, en una tecnología en la cual nunca antes se habían fabricado aeronaves que lo hacen ultraliviano y más fuerte.

Con esto le ahorran un 20 por  ciento de combustible, al tiempo que reducen en un 20 por ciento las emisiones de CO2 por pasajero.

Aunque Avianca ya pagó un monto de dinero inicial importante por la adquisición de las modernas aeronaves, aún está definiendo la forma en que pagará el excedente. 

Puede ser mediante préstamos internacionales o, inclusive, un procedimiento que consiste en comprarlas para entregarlas a otras compañías a las cuales les arrendaría el servicio de acuerdo con sus necesidades.

Esta última es una opción que la aerolínea de Efromovich estudia con seriedad, según informaron a este diario directivas de la Boeing.
 
El Boeing 787 está siendo armado en las instalaciones de Everett, cerca a Seattle, Washington, y acaba de pasar la prueba de funcionamiento eléctrico, una de las más exigentes, que les puede significar seis meses de adelanto en el proceso. 

Estaría listo a finales del 2008, dijo Wojick, pero ya rompió record de ventas pues existen 900 pedidos de 58 aerolíneas alrededor del mundo, que se entregarán en estricto orden de solicitud, correspondiéndole el primero a Ana de Japón.

Wojick dijo que las reales razones para este retraso con Avianca son tres: el avance de una tecnología totalmente nueva; una producción sin antecedentes que implicó una presión también para los 43 socios proveedores que se encuentran repartidos en 135 sitios alrededor del mundo.

La proyección de la compañía al no prever la cantidad de pedidos, ahora es romper record también en los tiempos de entrega de los aviones a sus clientes.

Boeing eligió a General Electric y Rolls Royce para desarrollar los motores que habrán de propulsar el nuevo avión y esperan que los avances en tecnología de motores contribuyan a darle hasta un 8 por ciento la eficiencia del avión.

En América Latina, será México el primero en recibir cinco aeronaves y Colombia el primero de Suramérica, mientras que LAN de Chile es la aerolínea del continente que mayor número de aviones 787 pidió, con 32.

"Además de estar hechos en un material exclusivamente desarrollado por Boeing, estos aviones traerán fuselajes de una sola pieza y se construyen en una forma única, nueva y singular que no se asemeja a ninguna anterior", explicó el directivo de Boeing.

 Este avance le significa al fabricante eliminar el uso de 1.500 láminas de aluminio y entre 40.000 y 50.000 remaches.

La Boeing prevé que el freno de la economía mundial, los altos precios del petróleo y la disminucion del crecimiento del tráfico aéreo en algunos mercados les ha hecho proyectar que el mercado de la aviación comercial entre 2008 y 2027 crecerá en un 5 por ciento para pasajeros y un 5,8 por ciento en el transporte de carga.

Los nuevos aviones del año 2027 deberán ser más productivos, transportar 40 por ciento más de tráfico que el actual y serán necesarios menos aviones para satisfacer el mismo volumen de transporte por lo que la flota solo necesitará crecer un 3,2 por ciento anual aunque el tráfico crezca el 5 por ciento.

Todo ello hará que las aerolíneas busquen mejores resultados financieros con aviones que se ajusten a las economía de las rutas que operan.

En un documento interno, la Boeing asegura que en el año 2027 un 82 por ciento de la flota de aviones en el mundo estará compuesta por aviones más respetuosos con el medioambiente , mejores para los pasajeros y las aerolíneas.

Siga bajando para encontrar más contenido