SAC no cree en cifras de empleo rural

El 2005 no fue un buen año para la producción de arroz, algodón, maíz, papa, soya, sorgo y hortalizas.(VER GRAFICO: CULTIVOS DE CICLO CORTO)

POR:
diciembre 21 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-12-21

Mientras el resto de la agricultura registró crecimientos cercanos al 4 por ciento, los cultivos semestrales cayeron 3,7 por ciento durante el presente año, en comparación con el 2004. Según las cifras preliminares dadas a conocer por la Sociedad de Agricultores de Colombia, el área cultivada, sin incluir café, permaneció prácticamente estable durante el 2005, en relación con el año anterior. La caída en el área sembrada de cultivos semestrales obedece a la reducción de los precios internacionales, lo cual desanimó a los agricultores a sembrar. Así mismo, la revaluación redujo la competitividad de la producción nacional y contribuyó a la reducción de las áreas, especialmente para los cultivos que tiene competencia internacional. La SAC advierte sobre la contradicción existente en las cifras de empleo rural dadas a conocer por el Dane, en donde se habla de un crecimiento del 22,4 por ciento. El gremio asegura que si el agro creció apenas 1,3 por ciento en producción y 3 por ciento en valor, “no justifica un crecimiento del empleo agrícola de la magnitud del empleo rural que señala el Gobierno”. En el balance del 2005, la SAC destaca el crecimiento de las exportaciones, a pesar del efecto negativo generado por la revaluación. Las cifras indican que la balanza comercial agropecuaria fue positiva en 1.010 millones de dólares, con respecto al 2004, resultado que se explica fundamentalmente por los buenos precios del café y el mayor volumen en las ventas externas de azúcar. - Inseguridad: En opinión del presidente de la SAC, Rafael Mejía, los principales problemas del sector agropecuario en el 2005 son la revaluación y el incremento de la inseguridad en general. El dirigente gremial sostiene que la inseguridad se ha incrementado en el país en comparación con los dos años anteriores, lo cual afecta de manera directa al campo. El presidente de la SAC afirma que lo positivo del sector agropecuario fue el trabajo coordinado entre los productores, la empresa privada y el Gobierno, en busca de una política rural de Estado, aplicable para el largo plazo.

Siga bajando para encontrar más contenido