close
close

Finanzas

Sao Paulo se convirtió en un río, pero de carros

La ciudad brasileña de Sao Paulo, la mayor metrópoli suramericana con 17,5 millones de habitantes, alcanzó los seis millones de vehículos, situación que empeora la movilidad urbana y repercute en la economía, según los datos oficiales.

POR:
febrero 25 de 2008 - 05:00 a. m.
2008-02-25

Del parque automotor, cuatro millones, más los que circulan con matrículas de otras ciudades, coinciden en las calles y avenidas de la ciudad durante las horas pico del día. El Departamento Estatal de Tránsito (Detran) entrega 800 matrículas por día de nuevos vehículos. El caos por los embotellamientos es cada vez más frecuente en Sao Paulo, ciudad en la que el servicio de autobuses y metro, no impiden el vertiginoso crecimiento de la flota vehicular. “Sabemos que las líneas del metro son pocas para la población, sistema, que al igual que el de autobuses, deja mucho que desear”, señaló el ingeniero y analista de tránsito urbano Joyce Medina, de la privada Universidad Sao Marcos. Medina consideró que el malestar que provoca a las personas un embotellamiento, los retrasos para el cumplimiento de horarios de trabajo y entrega de servicios, mercancías y suministros, inciden directamente en la producción económica. “El problema es que el transporte masivo tiene que ser vendido a las clases altas y no solo a las populares, que por su condición económica están limitadas a utilizar cualquier tipo de transporte, por precario que sea. El servicio de taxi es el mejor y más profesional del país, pero es caro”. Urbanísticamente, la ciudad crece más de forma vertical que horizontal, con un marcado recambio de edificios residenciales y comerciales por otros de mayor altura, mientras que las calles y avenidas cada día llegan al tope de su límite operativo. El promedio para cruzar los 17 kilómetros de la avenida Radial Leste, principal conexión entre el oriente y el centro de la ciudad, llega a cincuenta minutos en las horas pico. MONSTRUO SOBRE RUEDAS La flota vehicular de Sao Paulo representa el 14 por ciento de la del país, el 40 por ciento de la del estado y más de tres partes el de Argentina. Antes de la década del ochenta, circulaban en Sao Paulo menos de un millón de vehículos en 14.000 kilómetros de vías urbanas, mientras que los actuales seis millones de coches y motocicletas lo hacen en 15.300 kilómetros, en un crecimiento desproporcionado entre número de automóviles y expansión de la malla vial. En cuanto a pasajeros, los 14.911 autobuses y microbuses registrados que circulan por la ciudad, movilizaron 7,5 millones de pasajeros por día en el 2007, mientras que el metro registró un promedio de 2,3 millones de usuarios. Del parque automotor de seis millones de vehículos, 4,5 millones corresponden a automóviles particulares, también llamados de ‘paseo’ o ‘familiares’, situación que deja a la ciudad de Sao Paulo con un promedio de 2,9 habitantes por cada automóvil. PICO Y PLACA EN PORTUGUÉS La aplicación de la rotación por el número de la placa, para restringir por un día a la semana la circulación de vehículos, no fue suficiente para contener la avalancha de automóviles, pues muchas personas pasaron a comprar coches con denominación diferente para burlar la norma. La fiscalización con los automóviles antiguos “no es severa y se debe castigar también a los conductores de coches particulares que se movilicen solos, sin pasajeros o hasta implementar peajes”, opina el taxista Marcio Guedes, que gracias a más de veinte años de profesión, es un experto del tema. WILABR

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido