Señales de recesión

Se frenó la economía norteamericana. En el III trimestre de este año el crecimiento del PIB en E.U fue tan solo 1,6 %, después de que en el I trimestre había sido 5,6 y en el segundo 2,6%. La tendencia viene a la baja, y ya algunos analistas están pronosticando que para el final del año la tasa de crecimiento será aún menor, e inclusive que en el 2007 puede ser negativa, es decir, que podría llegar la temida recesión.

POR:
octubre 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-31

Son dos las causas de la desaceleración en la mayor economía del mundo y ambas tienen que ver con un debilitamiento de la demanda agregada: la principal es el final de la burbuja de la finca raíz, en particular la construcción de vivienda que cayó 17,4% -la mayor caída desde principios de los noventa-; la otra es el aumento del déficit en la cuenta corriente externa que llegó a 640 mil millones de dólares, pues el aumento de las importaciones actúa como una aspiradora que se chupa el impulso que le debía dar a la economía el aumento del consumo de los hogares que se mantiene relativamente fuerte, creciendo al 3,1%. Los estimativos oficiales muestran que la crisis de la construcción y las importaciones le restaron 1,7% al crecimiento del PIB. Lo que se empieza a debatir ahora es si esta tendencia va a continuar hacia la recesión o si se trata de un fenómeno pasajero. La coyuntura política interfiere en el análisis, pues el gobierno Bush está muy preocupado ante la perspectiva de que su partido pierda el control del Congreso en las elecciones de la próxima semana, de manera que ha tratado de minimizar el significado de estas cifras y enfatizar que hay otros indicadores que presentan un mejor comportamiento. En particular se señala el ya mencionado aumento del consumo privado, la caída del precio del petróleo y la pequeña reducción de la inflación que ha frenado la subida de las tasas de interés por parte de la Reserva. Esta parece ser una visión muy optimista porque la crisis de la construcción es profunda y va a seguir, pues la cifra de las nuevas construcciones está cayendo todavía más que la de venta de casas, y en el mediano plazo tiene muchas más repercusiones en la actividad económica. Una es el efecto riqueza negativo producido por la caída de los precios de la vivienda usada, que afecta la capacidad de endeudamiento y de compra de las familias; la otra, la pérdida de empleos en el sector, que se estima puede llegar a ser de 600.000 en el próximo año, de acuerdo con el número de casas y apartamentos que se están empezando a construir. Según el conocido dicho ‘cuando la economía norteamericana estornuda, al resto del mundo le da gripa’, y a Colombia le puede llegar a dar neumonía por muchas razones. De una parte, ya se empieza a dar una caída de los precios de las materias primas -incluyendo petróleo- como consecuencia de la menor demanda en E.U., lo que tiene un impacto directo en nuestras exportaciones, e indirecto porque Venezuela y los demás países vecinos también se verán afectados y disminuirán la compra de productos colombianos. En otras palabras se aumentará el déficit del comercio exterior. En circunstancias normales esta disminución de las exportaciones debería inducir una devaluación del peso que equilibrara la balanza de pagos, pero ahora tenemos un elemento adicional que puede empeorar la situación, que es la posibilidad de que al mismo tiempo aumenten los ingresos de capitales fortaleciendo el peso con consecuencias negativas para los productores nacionales. En efecto, la política del Banrepública de aumentar las tasas domésticas de interés para prevenir el aumento de la inflación, junto con la posibilidad de que, motivo recesión, las tasas empiecen a bajar en E.U., va a incentivar el ingreso de capitales especulativos que inducirán una mayor revaluación de la tasa de cambio. Si las autoridades colombianas no toman los correctivos necesarios, las señales de recesión no serán sólo en los E.U., sino que pronto las empezaremos a ver en nuestro propio patio. Consultor privado "Si las autoridades colombianas no toman los correctivos necesarios, las señales de recesión no serán sólo en los E.U.”.

Siga bajando para encontrar más contenido