En Shanghai se sabrá quién es quién

Shanghai.En una atmósfera de final de reinado, tensa por decisiones extra deportivas, los cuchillos de los dos aspirantes al título Fernando Alonso (Renault) y Michael Schumacher (Ferrari) se afilan antes del Gran Premio de China de Fórmula 1 previsto el domingo en Shanghai.

POR:
septiembre 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-09-29

Los dos rivales inician el último pulso lejos de sus bases europeas, separados solamente por dos puntos antes de las tres últimas carreras del Campeonato: Shanghai, Suzuka (Japón) e Interlagos (Sao Paulo, Brasil). Michael Schumacher desembarca en China eufórico después de su triunfo de Monza, donde sumó la victoria sin que Alonso marcara el menor punto, descontando 10 puntos de un golpe. El alemán se presenta en Shanghai aliviado del peso de un secreto que guardaba oculto desde el mes de julio: el campeón más grande de la F1 de todos los tiempos, al menos en términos de estadísticas, reconoció que dejaría el volante después del último Gran Premio de la temporada, el 22 de octubre en Sao Paulo. Después de haber ofrecido una última victoria a los tifosi en Italia, sólo tiene en su cabeza un único objetivo: despedirse con una octava corona mundial. “Debemos concentrarnos en el título”, comenta el alemán, reconociendo no obstante que las “mejores oportunidades se sitúan en el campeonato de constructores”, donde Ferrari aventaja en 3 puntos a Renault. “Pero claro, me encantaría ganar los dos títulos”. explica. En Renault se quiere superar la frustración nacida de las decisiones de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) -prohibición repentina de los amortiguadores de vibración, penalización de Alonso en Monza- que favoreció el retorno de Ferrari y Schumacher al Campeonato. Por su parte, Alonso, que va a correr sus tres últimas carreras al volante de un Renault antes de incorporarse a McLaren-Mercedes en 2007, está convencido de tener las armas para sumar una segunda corona mundial consecutiva. “Sabíamos que el fin del Campeonato sería muy disputado y estoy preparado”, asegura el español. “En Renault, estamos listos para las últimas carreras y no sabemos muy competitivos”. La posibilidad de privar a Schumacher de una octava corona y de llevar el número 1 a McLaren-Mercedes son factores motivadores extremadamente poderosos en Alonso. “Hemos estado en cabeza toda la temporada y esperamos acabar allí”, declaró. AFP Shanghaí. Fernando Alonso dice que su rivalidad con Michael Schumacher se sintetiza a una cuestión bastante sencilla: cuál de los dos ganará más carreras. “Quedan tres carreras y el que gane más se llevará el campeonato”, afirmó Alonso en la antesala del Gran Premio de China. El español, actual campeón de la Fórmula Uno, llega a la recta final del mundial con apenas una ventaja de dos puntos sobre Schumacher, 108-106. “Ganar, ganar, es lo único que importa”, declaró Alonso. La puja por el título ha sido una de las más intensas en años recientes y lo ha sido dentro y fuera de las pistas. Hace seis carreras, Alonso había abierto una brecha de 25 puntos tras imponerse en seis de las primeras nueva válidas. Pero no ha vuelto a ganar y Schumacher de Ferrari suma cuatro. Pero Alonso asegura que no se siente presionado para la carrera del domingo. “El objetivo sigue siendo el mismo: ganar la carrera, derrotar a los demás y divertirme”, declaró. La lucha adquirió otra dimensión cuando el alemán Schumacher, siete veces campeón mundial, anunció su retiro de la F1 tras su victoria en el Gran Premio de Monza. AP 2 puntos separan a Fernando Alonso y Michael Schumacher del mundial de automovilismo 2006.

Siga bajando para encontrar más contenido