Siempre hay que estar actualizado

El mercado laboral es cada vez más exigente: por lo que el título universitario no es suficiente. Se requiere una especialización, ojalá un máster y saber hablar por lo menos dos idiomas.

POR:
diciembre 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-12-27

Para obtener mejores logros y ascensos al interior de una compañía es necesario vivir siempre actualizado. Así que si aún no lo ha hecho, es hora de empezar a buscar alternativas para prepararse, bien sea en el país o en el exterior. Encontrará opciones en distintas universidades que puede consultar en Internet. También debe ‘sacar cuentas’. Si necesita un crédite, mire otras alternativas a los bancos como l Icetex o Colfuturo. No es el cargo el que define a un empleado sino su conocimiento. Pero la verdad es que hay un punto para contemplar y es la edad. Por ejemplo, hacia los 27 años, el profesional adquiere experiencia, con seguridad piensa en hacer una especialización o en cambiar de puesto o en buscar una promoción al interior de su empresa. Luego puede pensar en volverse más estratégico, pero siempre debe evaluar sus debilidades con objetividad para saber en qué necesita capacitarse. ''Entre los 27 y los 38 años, el profesional puede afianzarse y adquirir más confianza en sí mismo a través de la experiencia y el conocimiento”. Rodrigo Cid, consultor Esta vez sí es obligatorio ahorrar Nunca es tarde para empezar a ahorrar para las ‘vacas flacas’. Y si le quedó algo de dinero después de esta Navidad, pues llegó la hora de hacerlo. De lo que se trata es de tener un ahorro para el futuro, así que conviene hacer cuentas desde ya, pensando en la proporción real de la plata que va a recibir en los próximos días. Es el momento de evaluar qué necesidades son en realidad imprescindibles y cuáles se pueden pagar de verdad. La recomendación: el nivel de endeudamiento debe ser racional, aunque siempre debe haber un espacio para la diversión. Como durante todo el año se presentan imprevistos conviene tener un colchón de por lo menos el 3 por ciento del salario, aunque lo ideal es el 10. El primer paso: hacer un flujo de caja para ver en qué se pueden reducir gastos y así empezar el ahorro. Una proyección mensual es indispensable, separando gastos fijos (mercado, cuotas, servicios, transporte diario, colegio) y otros variables, como los antojos (en comidas, ropa, paseos). Cabe recordar que de acuerdo con las medidas que tome, podrá vivir el futuro con tranquilidad. Puede invertir en acciones o en alternativas más seguras como CDT. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido