Siete puntos claves para la recuperación

Si la crisis lo cogió mal parqueado como dicen, que no le suceda lo mismo con la recuperación económica que ya muchos ven venir. En un ambiente económico tan cambiante y complejo como el actual, a muchas empresas se les dificulta realizar los cambios y ajustes necesarios para tener una mejor capacidad de respuesta ante las oportunidades que se generarían en un escenario de crecimiento.

POR:
octubre 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-10-31

Prepararse a tiempo, en medio de un ambiente de presión e incertidumbre, resulta fundamental. Las compañías que tomen el control, detecten sus áreas de oportunidad e implementen los cambios y ajustes necesarios con mayor rapidez, tendrán una considerable ventaja sobre su competencia. A partir de este hecho, los expertos en asesoría finaciera de la multinacional Deloitte presentan siete acciones recomendadas para establecer condiciones que permitan el crecimiento de su empresa, al momento que la economía repunte nuevamente. Hacer la empresa mucho más rentable1. Muchas veces, las compañías no logran actuar efectivamente hasta que se sientan ciento por ciento seguras de lo que se debe hacer. Dejar pasar el tiempo puede ser muy costoso, por lo que solucionar rápidamente el bajo desempeño del negocio evitará que las pérdidas sean mayores. Piense que, tarde o temprano, la economía repuntará y las decisiones que tome a corto plazo afectarán el futuro de su empresa. Aprovechar las oportunidades dependerá de ser menos reactivos a los acontecimientos y más proactivos. Para esto, se debe lograr una trayectoria sostenible del negocio y mejorar la rentabilidad. Un camino eficaz para lograr esta transformación puede ser una reorganización y reestructura financiera, y para ello revise temas como: si se está logrando las expectativas de utilidades; si el flujo de efectivo es limitado y las pérdidas de operación persisten; la disponibilidad de las líneas de crédito; si hay irregularidades en la contabilidad; si el valor del capital ha caído en forma importante; si se han deteriorado las relaciones con proveedores y clientes; y si ha perdido participación de mercado. Retener el personal que le ayudará a salir adelante En épocas difíciles, la mayoría de las empresas realizan despidos de talento. Sin embargo, no descarte la posibilidad de que sus mejores empleados emigren con sus competidores, que buscan consolidar un equipo de trabajo con miras a una recuperación de la economía. Es importante que tenga una estrategia para identificar y conservar a su mejor recurso humano. Deloitte recomienda las siguientes medidas para retener el personal clave de la empresa: - Incentive a su talento a través de mecanismos más personalizados, para lo cual debe conocer mucho más sobre ellos y sus circunstancias. - Delegue más retos y desafíos en su equipo. - Genere un ambiente de trabajo desafiante y profesional. - Comunique regularmente cuáles son los planes de corto y mediano plazo; revise los avances con su equipo de trabajo. Cuidar el flujo de efectivo y los costos3. Las empresas tienden a implementar acciones insuficientes para reducir la volatilidad durante momentos difíciles; se necesita un control más estricto y extensivo para reducir costos y cuidar el flujo de efectivo. Una forma de comenzar es identificar las cuestiones más urgentes y desarrollar campañas internas en torno a ellas. Un plan de recorte de gastos bien manejado, con una adecuada comunicación, significa un ahorro real que beneficia directamente a la liquidez del negocio, sin causar impactos negativos en el personal. Examine diversas acciones: ¿Qué proyectos tiene en marcha que puedan ser cancelados o demorados, causando un mínimo impacto sobre sus operaciones? ¿Qué funciones o áreas del negocio podrían ser operadas por un externo a un costo más bajo? ¿Podría ser éste el momento ideal para implementar una iniciativa en su empresa para reducir costos? ¿Qué pasa con las oportunidades de ventas que han tardado tiempo en concretarse? Considere dejar sobre la mesa un margen importante de provisiones a largo plazo para ayudar a mantener la liquidez que necesitará en caso de que la incertidumbre económica dure más de lo esperado. El punto es mantener una flexibilidad financiera en todo momento. Trate de no comprometerse a adquirir nada que no necesite de inmediato. Genere la mayor cantidad de dinero líquido que le sea posible. Liquidez a través de su capital de trabajo4. Conocer la posición de su flujo de efectivo en los próximos 30 y 60 días, así como en los próximos seis, 12 y 24 meses, le permite tener información más realista y de mayor utilidad para la toma de decisiones correctas frente a los cambios imprevisibles del entorno. Ante esta necesidad, el mejor lugar para encontrar liquidez en épocas de crisis es el capital de trabajo, ya que es una de las pocas áreas que pueden generar efectivo en el corto plazo. Convertir el capital de trabajo en líquido dependerá de un seguimiento intensivo en el desarrollo de las relaciones con sus proveedores y clientes, así como de una nueva y más profunda revisión de los inventarios. Tenga en cuenta que no es el único enfrentando la crisis. ¿Cuáles de sus proveedores clave están en problemas? ¿Quiénes están bien? No querrá mantenerse cerca de sus proveedores con problemas, dado el impacto negativo que éstos podrían tener en su negocio. Los clientes son igualmente importantes. ¿Qué tan sana es la situación financiera de sus clientes? ¿De cuánto será el pedido del próximo mes? Si está otorgando crédito, ¿confía en que le pagarán? Debe acercarse más a cada uno de sus clientes clave para identificar los que estén en apuros: puede ser el mejor momento de eliminar aquellos con problemas de pago y de invertir los recursos para llegar a los mejores clientes de sus competidores. De paso, también revise sus inventarios, pueden requerir una mejor planeación.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido