‘Sin ajustes fiscales, la deuda subirá y la calificación se afectará’

El director de calificación de riesgo soberano de Fitch Ratings, dice que en el 2019 Colombia podría crecer 3,3%, pero hay grandes riesgos a la baja.

Wall Street

Los mercados han tenido un año turbulento, y el 2019 no luce mucho más calmado, en especial para los emergentes.

Reuters

POR:
Portafolio
diciembre 04 de 2018 - 10:26 p.m.
2018-12-04

En las condiciones actuales, Colombia deberá hacer ajustes fiscales adicionales que permitan reducir la carga de la deuda. Pero si esto no pasa y el déficit no baja, la calificación del país podría verse afectada.

Así lo señala Richard Francis, director de calificación de riesgo soberano de Fitch Ratings. Esta calificadora tiene a Colombia en BBB (un escalón por encima del mínimo para ser grado de inversión), con perspectiva estable.

El directivo es uno de los invitados al foro “¡Atención al volante! Perspectivas y proyecciones económicas del 2019”, que realizará hoy Corficolombiana.

(Lea: Deuda pública del país caería 18,6% hasta 2023

Por lo pronto, hay expectativas de que el 2019 será mejor en materia de crecimiento global. ¿Cuáles son las perspectivas de Fitch?

Fitch proyecta un crecimiento del 3,3% para Colombia en 2019, impulsada por una mejor demanda interna. Sin embargo vemos riesgos a la baja debido a un ritmo lento en los proyectos de infraestructura debido a cuellos de botella en la red 4G. La rápida caída en los precios del petróleo también tiene un impacto negativo en el crecimiento mediante un ritmo más lento en el gasto en infraestructura de petróleo y gas.

Las condiciones económicas seguirán siendo difíciles en las principales economías de la región. Mientras que el crecimiento general se espera que mejore un poco, con un crecimiento en el PIB regional (excluyendo a Venezuela) acelerando a 2,1% en 2019 comparado con el 1,5% estimado para este año, el riesgo a la baja persiste. Se espera que Brasil se recupere y que el crecimiento de México se mantenga relativamente estable en 2019, sin embargo si hay reformas que no se vean con buenos ojos o deterioro en el ambiente de políticas esto podría afectar la confianza de inversionistas y el crecimiento en ambos países. El crecimiento debería ser mejor en varias de las demás economías importantes de la región, incluyendo Chile, Colombia y Perú, mientras que es probable que Argentina, Nicaragua y Venezuela permanezcan en recesión.

(Lea: Fitch ratifica calificación BBB de Colombia

¿Qué tanto este desempeño puede verse afectado por la guerra comercial, el alza en las tasas de interés, una economía china que está creciendo menos de lo esperado, entre otros?

Acontecimientos globales pueden impactar a Colombia con menor liquidez mundial aumentando los costos de financiación. Condiciones externas de financiación más exigentes continuarán siendo una realidad macroeconómica para la región el año que viene y significarán un mayor reto para países con los mayores déficits en cuenta corriente, IED limitada, poca liquidez y deuda pública denominada en dólares. Argentina y Ecuador serán los más vulnerables, siendo el acceso a mercados una dificultad ya que ambos países se encuentran haciendo ajustes fiscales. Adicionalmente, las fricciones comerciales con China pueden resultar en una ralentización en el crecimiento y un impacto negativo en los precios de commodities. Esto tendría un impacto directo en Colombia.

¿Qué perspectivas tienen frente al petróleo?

Fitch espera que el precio promedio del petróleo caiga en 2019 y 2020 comparado con el promedio en 2018. El impacto se verá en menores ingresos del Estado y posiblemente exportaciones e inversiones en el sector en Colombia. Una caída sostenida podría actuar como una resistencia al crecimiento en 2019.

¿Qué implicaciones tendría para la calificación colombiana el hecho de que no se logre la ley de financiamiento este año?

Es claro que si no se pasa ninguna medida será difícil lograr el déficit fiscal en 2019 y en adelante. Si el déficit no baja, la razón de deuda a PIB continuará aumentando. La calificación de Colombia se podría ver afectada de forma negativa.

¿Qué tanto el cumplimiento de la regla fiscal será el determinante de la calificación?

Para Fitch el factor más importante en términos del lado fiscal, es que el gobierno continúe implementando ajustes fiscales para estabilizar la dinámica de endeudamiento y reducir gradualmente la carga de la deuda. Sin ajustes adicionales, Fitch cree que la deuda continuará subiendo. Una consolidación adicional de aproximadamente 1% del PIB es necesaria para comenzar a reducir la razón de la deuda a PIB.

La regla fiscal es importante para respaldar la credibilidad del Gobierno en su compromiso con las políticas macroeconómicas clave. Ha habido grandes modificaciones en las metas en 2016, 2017 y en este año (con el Consejo Fiscal corriendo la fecha de la meta del 1% del PIB a 2027 de la meta inicial de 2022).

¿Cuáles considera que son los retos de Colombia en el frente fiscal?

El gasto en Colombia es bastante rígido y por lo tanto ajustes al gasto son difíciles. Medidas de ingresos o recortes en gastos de capital son áreas para ajustes en el corto plazo. En el tiempo, mejoras en la administración fiscal también pueden ayudar.

Este año fue complejo para los emergentes, en especial por las crisis en Turquía y Argentina. ¿Considera que esa situación ya se superó?

El ambiente mundial para los mercados emergentes en general es más complicado debida a un ajuste a las tasas de interés mundiales, a una reducción de la liquidez global y a un dólar americano más fuerte. Fitch espera que el entorno sea más difícil en 2019, en especial para países con altas necesidades de financiamiento externo como lo son Argentina y Ecuador.

Siga bajando para encontrar más contenido