Finanzas

No son críticas, sólo evidencias

La situación de la economía y la política en Colombia no deja de sorprender. Día a día aumenta mi perplejidad por lo que ocurre en el país y el rechazo a lo que observo es mayor.

POR:
julio 13 de 2006 - 05:00 a. m.
2006-07-13

Solamente como ejemplo quisiera citar algunos hechos que se encuentran en la agenda política y económica: La confusión entre los intereses de lo público y lo privado continúa haciéndose evidente. El mejor ejemplo es la licitación para la privatización de los servicios del aeropuerto ‘Eldorado’, donde las denuncias son de tal magnitud que es difícil creer en la transparencia de los procesos que se adelantan, éstas alcanzan inclusive instituciones tan importantes como el Departamento Nacional de Planeación y altos cargos del entorno de la Presidencia de la República. No salimos de un escándalo cuando ya se presenta otro. Aún se encuentra presente en la memoria de los colombianos, espero, la venta del 50 por ciento más uno de las acciones de Telecom, donde las diferencias entre lo que originalmente pretendía recibir el Gobierno colombiano y lo que realmente recibió después de haberse corregido, por lo menos parcialmente la licitación, por la actuación de la Contraloría General de la República, fue representativa y parecería que nada hubiera ocurrido. Ya se habla en voz alta de la principal empresa del estado ‘Ecopetrol’, amanecerá y veremos. En política internacional el desconcierto no es menor. La renuncia del doctor Pastrana a continuar fungiendo como embajador ante los Estados Unidos de Norteamérica, aduciendo un imposible moral; la declinación al nombramiento como embajador ante la República de Francia, por parte del doctor Ernesto Samper, en nombre de los ‘superiores intereses del país’, el nombramiento apresurado de la actual Canciller en la embajada de los Estados Unidos, su sustitución también apresurada. Y, mientras tanto, la comunidad internacional observa con desconcierto los hechos que se suceden. Seguramente saldrán los analistas criollos a hablar de la jugada maestra del Presidente. Citarán a Maquiavelo, hablarán de su increíble habilidad. Nada, en la modesta opinión de este observador, los hechos no pasan de ser una nueva salida en falso que nos coloca en el escarnio público ante la comunidad de las naciones. En lo económico se plantea una nueva Reforma Tributaria, dicen que es neutra porque no aumentará ni disminuirá los ingresos de la nación. La verdad es que de neutralidad tiene muy poco. Favorecería al gran capital pues disminuye su tributación, se equilibra aumentando los gravámenes a las clases medias y a los menos pobres, puesto que propone ampliar el IVA que es un impuesto regresivo y, a los menos favorecidos les promete una devolución de gravámenes antitécnica e inaplicable. Es la globalización dirán destacados analistas económicos, la competencia salvaje por la atracción de la inversión extranjera, mencionarán los más. Lo real: más poder económico para los incluidos y aumento de los excluidos. Dicen que el capital político es para gastarlo al principio de los gobiernos. Sin embargo, todo lo mencionado ocurre inclusive antes de iniciar el nuevo gobierno. Si a lo anterior se suman las explosivas declaraciones del ministro Sabas sobre la extradición, la repartija burocrática de las facciones que apoyan el nuevo gobierno, los manejos especulativos en el valor de las acciones, la inestabilidad del dólar, la muy segura aprobación del Tratado de Protección de Inversiones con los Estados Unidos y, tantas otras cosas más, se acentúan las dudas sobre el futuro. Lo expuesto no son críticas, sólo evidencias y si ellas son el criterio de la certeza, lo que viene no es bondadoso para la economía y la política nacional e internacional. Profesor universidad Nacional. "Lo que viene no es bondadoso para la economía y la política nacional e internacional”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido