Suramericana de seguros es ahora el ‘rey’ del mercado

En una operación que ascendió a unos 368.000 millones de pesos (160 millones de dólares) los cafeteros vendieron las compañías Agrícola de Seguros, Vida y Generales, a la Compañía Suramericana de Seguros.

POR:
diciembre 22 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-12-22

La Federación Nacional de Cafeteros, Federacafé, decidió salir de las inversiones no relacionadas con el negocio del café, por lo que puso en venta la aseguradora de su propiedad. La compañía despertó gran interés en el mercado asegurador y de hecho varias compañías aspiraban a quedarse con este negocio. La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia es el accionista mayoritario de las Agrícolas y la operación fue estructurada por la banca de inversión BNP Paribas con la asesoría jurídica de Prieto & Carrizosa Abogados. “Previo un proceso abierto, Suramericana fue escogida para adquirir el negocio asegurador de las Agrícolas, transacción cuyo cierre se producirá una vez se obtengan las autorizaciones legales que sean requeridas”, señaló la Federación en un comunicado. Con esta adquisición Suramericana de Seguros asume la hegemonía del mercado asegurador. En Seguros Generales, la cuota de mercado de Suramericana es del 9,5 por ciento y la de Agrícola Seguros Generales del 9,3 por ciento. Es decir, Suramericana se pone a la cabeza del mercado. Entre Vida y Generales, Agrícola completa una participación en el mercado asegurador del 8,0 por ciento. Saltó al tercer lugar en los últimos diez años. “La decisión sobre la venta del negocio asegurador fue tomada por Fedecafé en el marco de su estrategia de focalización en actividades relacionadas directamente con la actividad cafetera. La operación significó un excelente negocio y una oportunidad”, dijo Federacafé. DE LOS CAFETEROS La compañía Agrícola de Seguros nació de la mano de los cafeteros, en junio de 1952. Sus primeras actividades se realizaron en el ramo de incendios y amparó el seguro de edificios, bodegas, casas financiadas a empleados y mercancías en depósito de la Federación. Luego amplió sus servicios a cubrir las ramas de incendio, manejo, transporte, casco y maquinaria de los buques de la Flota Mercante Grancolombiana. Y se completó con Vida en 1961.

Siga bajando para encontrar más contenido