La televisión le roba el sueño a su hijo pequeño

Los niños menores de 2 años no deben ver televisión y los mayores no deben ver más de dos horas al día para evitar que tengan trastornos de sueño. Esas son las directrices de la Academia Americana de Pediatría, basada en estudios recientes que demuestran que los niños menores de 3 años que ven televisión están en mayor riesgo de tener horarios irregulares para acostarse y dormir la siesta.

POR:
octubre 29 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-10-29

Las razones que provocaban estas consecuencias negativas en el dormir son varias. Por un lado, los chicos dejan de hacer otras actividades, en especial las físicas, para ver más televisión y al volverse sedentarios, no gastan tanta energía y por lo tanto no se duermen tan rápido. Y por otro, el televisor los mantiene despiertos hasta más tarde, debido a que prefieren aguantar sueño para ver sus programas o películas. A todo esto hay que sumarle que la programación nocturna es más violenta y estimulante que la diurna, por lo que les provoca ansiedad, de tal forma que pueden tener problemas para dormirse o tener un buen sueño.

Siga bajando para encontrar más contenido