La Tierra es plana

El mundo cada día está más interconectado, es más pequeño, cambiante y pluralista; cambia sin cesar y pide mentes nuevas y nuevas actitudes. Creíamos que la Tierra era redonda, pero ahora resulta que es plana como lo prueba en su interesante libro La tierra es plana el estudioso Thomas Friedman.

POR:
septiembre 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-09-29

Quinientos años después de que Cristóbal Colón anunció a los reyes de España que la Tierra era redonda, el autor vislumbra en Bangalore, India, que la Tierra se está allanando y es plana. Lo asegura al ver cómo se rompen una cantidad de barreras y todo se nivela. Es tan plana que desde cualquier lugar de la Tierra se puede organizar una reunión mundial de una empresa en la que interactúan desde naciones bien distantes cientos de empleados de todo el mundo en tiempo real. “El aplanamiento del mundo significa que actualmente estamos conectando todos los centros de conocimiento del planeta para crear una única red global que podrá dar lugar a una asombrosa era de prosperidad e innovación”. Lo grave es que mientras la Tierra se aplana muchos duermen sin apercibirse de los cambios vertiginosos. La verdad es que los seres humanos actuamos en la tercera globalización que vive la humanidad. Según Friedman el proceso se ha dado de este modo: primera globalización: se inició en 1492 con el descubrimiento de América y duró aproximadamente hasta el año 1800. Encogió la Tierra desde una talla grande hasta la más mediana. La fuerza que la movió estaba en los músculos y los caballos de fuerza que tenía un país. Se derribaron muchos muros al liberarse de regímenes reales e imperiales y del dominio de las iglesias. Segunda globalización: se prolongó desde 1800 hasta el año 2000. Entonces el mundo encogió de talla mediana a talla pequeña. Su principal agente dinamizador fueron las multinacionales que impulsaron una integración global, y el gran avance de los transportes y las telecomunicaciones. Tercera globalización: en el siglo XXI todos estamos inmersos en ella y la mueven, no tanto los estados como los mismos individuos motivados en colaborar y competir a escala global con todo el poder de la informática. Una red global de fibra óptica nos ha puesto a todos puerta con puerta. Y, mientras las anteriores fueron lideradas por europeos y americanos, en esta participan individuos de todos los países, razas y culturas. El reto es tener una mente abierta y cultivar estos buenos hábitos: - Abrir la mente y adaptarse con sabiduría a los cambios positivos. - Cambiar paradigmas y reprogramar creencias. - Sentirse hijo del universo sin el freno de la separatividad: amar todos lo colores del arco iris y ver a todos como hermanos. - Apoyar todo lo que une y evitar actitudes excluyentes. - Cultivar una actitud dialógica y tolerante, lejos del fanatismo y el dogmatismo. - No buscar la uniformidad sino la unidad en la diversidad. Nota: bienvenido a Colombia profesor Muhammad Yunus, fundador del ‘Banco de los pobres’. Gracias por ser un líder mundial en la lucha contra la pobreza dando protagonismo a los pobres.

Siga bajando para encontrar más contenido