TLC, una autopista para aprovechar

La expectativa de muchos empresarios colombianos es que el 22 de noviembre próximo se cumpla oficialmente la firma del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos.

POR:
octubre 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-31

Aunque este no es el último escollo que tendrá que surtir este acuerdo para poner en vigencia una serie de oportunidades para los productos colombianos en el mercado de Estados Unidos, sí resulta paso fundamental para apurar su entrada en vigencia. Para el presidente de Proexport Colombia, Luis Guilermo Plata, el TLC es como una gran autopista llena de oportunidades. “Pero no sirve de nada si no hay tráfico y por eso es necesario que todos le demos ese tráfico que requiere”, aseguró el directivo. Y para generar este nuevo tráfico, Proexport Colombia diseñó una estrategia que incluye varios componentes, entre ellos un refuerzo al formato de las macrorruedas de negocios, la apertura de nuevas oficinas comerciales en Estados Unidos, la presencia permanente de productos colombianos de exportación en un gran centro de exhibición en ese país y un mayor esfuerzo para capacitar a los empresarios colombianos que buscan ingresar a ese mercado. En el tema de las macrorruedas, el formato cada vez se ha ido especializando y profesionalizando, y el año próximo tendrá cambios que apuntan a optimizar los contactos de negocios y hacer mucho más efectivas las reuniones. En cuanto a las oficinas comerciales, comenzaron a operar nuevos ‘maleteadores’ en estados de los Estados Unidos que tienen un potencial importante para Colombia. Se trata de un nuevo formato bajo el cual se busca promover negocios para los productos colombianos en Illinois, California, Georgia, Texas y Nueva York. Otro de los componentes apunta a tener una oferta permanente de productos colombianos en una gran vitrina de Estados Unidos. Esta vitrina ya fue elegida: se trata del Market Center de Dallas, un complejo comercial que exhibe en sus 16 pisos una amplia muestra de productos de interés para cadenas, boutiques y almacenes en Estados Unidos. Actualmente sólo México ha podido ingresar con una muestra permanente de productos en el Market Center y Colombia aspira a ser el segundo país que pueda exhibir su oferta exportable. Para lograrlo, actualmente se adelanta una negociación en la que Proexport lidera la consecución de los espacios, pero serán las empresas colombianas las encargadas de hacer la exhibición y garantizar una muestra muy representativa. Natalia Jiménez, directora de Desarrollo Estratégico Internacional de Proexport y quien ha liderado hasta el momento este proceso, señaló que alrededor de 60 empresas colombianas al año tendrán la oportunidad de exhibir sus productos. Según la funcionaria, este centro en E.U. tiene una importancia estratégica ya que es visitado por más de 200.000 compradores profesionales, provenientes de 50 estados, y tiene entre 35 y 40 ferias especializadas que son catalogadas dentro de las mayores del mundo. “Queremos, como México, tener un pabellón para exhibir productos colombianos en los que tenemos alta competitividad, diferenciación o son gourmet”, asegura Natalia Jiménez, quien explicó que estudios de mercado les han permitido conocer que los márgenes con los que se vende en este gran show room son muy favorables para los empresarios colombianos. Otro tema en el que trabaja Proexport para preparar a los exportadores para el TLC es en el programa de capacitación y mejoramiento de las herramientas empresariales. Bajo el nombre de ‘El día después’, se ha venido organizado un programa que busca mostrar a los empresarios las oportunidades que se pueden aprovechar en el mercado de Estados Unidos. Adicionalmente, se diseñó el programa CRM para Pymes, que les permite a los pequeños y medianos empresarios del país acceder a un software de manejo de relación con clientes a precios muy económicos. El programa permite sistematizar y hacer un seguimiento puntual de los clientes, pues incluye información completa sobre datos, tendencias y compras, con los cuales la empresa puede hacer un seguimiento del proceso. Proexport adquirió las licencias y las venderá a su vez a las empresas pyme dependiendo de sus requerimientos y con un subsidio equivalente al 50 por ciento de su costo total. “Esta es una herramienta básica para hacer seguimiento a los clientes y explorar mucho mejor las relaciones comerciales”, aseguró el presidente de Proexport. Sin embargo, este es apenas el comienzo de un programa mucho más ambicioso que busca dotar a las pymes de herramientas tecnológicas de última generación para otras áreas como manejo de nómina y procesos contables, entre otros. "Comenzaron a operar nuevos ‘maleteadores’ en estados de E.U. que tienen potencial para Colombia”.

Siga bajando para encontrar más contenido