Por TLC, ventas de E.U. a Centroamérica suben 18%

Las exportaciones estadounidenses a cuatro países centroamericanos aumentaron más de 18 por ciento el año pasado, luego de que el Gobierno del presidente George Bush estableció un Tratado de Libre Comercio con esos países (Cafta por sus siglas en inglés). Las importaciones de E.U. se mantuvieron inalteradas, porque el comercio de textiles se rezagó.

POR:
febrero 28 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-02-28

El crecimiento del comercio, encabezado por las exportaciones de alimentos, productos petroleros y maquinaria, fue destacado ayer por el presidente Bush y su homólogo salvadoreño, Elías Antonio Saca, tras reunirse en la Casa Blanca a dos días del primer aniversario del acuerdo comercial. El Gobierno salvadoreño es un aliado clave de Estados Unidos en la región, y El Salvador fue el primer país en establecer el Cafta. Todos los países excepto Costa Rica han ratificado el acuerdo, y ha entrado en vigor en cuatro de los seis países: Honduras, El Salvador, Nicaragua y Guatemala. Saca dijo que las exportaciones salvadoreñas subieron 20 por ciento en el 2006 con respecto al año anterior, y que “no hay duda de que el libre comercio ha permitido que esto sea posible”. En conjunto, las exportaciones estadounidenses a los cuatro países subieron a 10.200 millones el año pasado, mientras que las importaciones se mantuvieron intactas en 10.000 millones, según datos de la oficina de censos de Estados Unidos. El comercio total anual con la región es inferior al realizado con China en tres semanas. Los proponentes del acuerdo habían prometido que este haría posible vincular a los fabricantes estadounidenses de textiles con operaciones de confección de prendas en los cuatro países, para hacer frente a la competencia de China. Esto no se ha cumplido, dicen tanto partidarios como críticos. Las importaciones de ropa de los cuatro países bajaron más de 7 por ciento en el 2006, en comparación con el año anterior. Entretanto, las importaciones de ropa de China subieron más de 22 por ciento. “Las importaciones de Asia están desplazando a las del Cafta”, dijo Lloyd Wood, vocero de American Manufacturing Trade Action Committee, que representa productores estadounidenses de textiles que se oponen al acuerdo. Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido