Si no se toman medidas, existe inminencia de colapso en servicios de salud, afirma Ministro de Hacienda

Óscar Iván Zuluaga en charla con Yamid Amat, explica el alcance de la emergencia social.

POR:
diciembre 26 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-12-26

¿Para qué la Emergencia Social?

Para superar aspectos delicados en el tema de la salud. Especialmente, hay que corregir dos problemas que se han agravado en los últimos meses: por un lado, el acelerado e inusitado crecimiento de la demanda de servicios y medicamentos no incluidos en los planes obligatorios (POS) y, por otro, el consecuente deterioro en el normal flujo de recursos, todo lo cual ha generado un fuerte problema de iliquidez. De no corregirse en el futuro inmediato, existe la inminencia de un colapso en la prestación del servicio de salud. El 'No POS' es crítico.

¿Qué es el 'No POS'?

Contiene todos los servicios y medicamentos que no están incluidos en los actuales planes, tanto del régimen contributivo como del subsidiado, cuyo reclamo se ha generalizado a través de tutelas y los llamados CTC (comités técnico-científicos). Eso le está generando al sistema unas elevadísimas cuentas, tanto al Fosyga como a los entes territoriales. Por una tutela, por ejemplo, se puede ordenar suministrar una hormona de crecimiento a un joven, no siempre consultando los criterios médicos. Si no la hay, se debe importar, así valga millones de pesos. Entonces, se ordena un tratamiento, no incluido en el POS, que le vale miles de millones de pesos al Estado, y, por esta vía, se beneficia a muy pocos. En la actualidad, existe un abuso que nos está generando inmensos problemas y es muy inequitativo.

¿Es que acaso, de pronto, aumentaron las enfermedades?

La salud, antes de la Ley 100 de 1993, era un artículo de lujo y, afortunadamente, con dicha ley se volvió un derecho de la población. Lo que no está bien es que se abuse de este derecho, porque el sistema está armado para garantizarle a la población los servicios y medicamentos dentro de condiciones razonables, pero adecuadas, que es lo que garantiza que todos los colombianos puedan tener acceso a la salud. El sistema, en Colombia,no está diseñado para cubrir ilimitadamente cualquier servicio que la población pida. Por este abuso, en los últimos meses se agravó el problema de iliquidez y se incrementaron de manera muy fuerte y acelerada las cuentas por cobrar de la red pública y de las EPS del régimen contributivo. Esto representa hoy una suma millonaria de recursos, que necesitamos atender de la manera más inmediata posible. Colombia va a llegar prontamente a la cobertura universal. Muy pocos países de América Latina pueden mostrar ese resultado. Los problemas que he mencionado están poniendo en riesgo estos logros, y esto es lo que el sistema debe proteger, avanzando hacia la unificación de beneficios, dentro del aseguramiento que debe garantizar el sistema de salud hoy. Es decir, hay que salvar el sistema.

¿No es la corrupción el origen fundamental de la crisis?

Es uno de los orígenes, sí. Hay una corrupción enorme. Hay sentencias de jueces que son inexplicables, hay malos manejos en los entes territoriales, hay conductas inadecuadas de actores que proveen al sistema servicios y medicamentos y hay prácticas médicas que se alejan de condiciones razonables y adecuadas y le exigen al sistema tecnologías demasiado elevadas frente a lo que puede financiar el sistema para cubrir a toda la población. Eso hay que enfrentarlo y remediarlo y por eso habrá algunas decisiones de tipo administrativo que implicarán más racionalidad y control en el uso de los recursos. Habrá giro directo a los hospitales, a la red prestadora del servicio. Eso nos garantiza que no haya fallas, demoras y desvíos de fondos, como ha venido ocurriendo.

¿Qué atacará la Emergencia?

Básicamente buscará superar el problema de iliquidez, para asegurar la sostenibilidad del sistema y la continuidad en la prestación del servicio y, muy importante, racionalizar significativamente el 'No POS'.

¿Cómo van a solucionar el problema de liquidez?

Se va a hacer más eficiente el flujo de recursos en el sistema, se van a buscar nuevos recursos a través de impuestos y se va a crear un Fondo No POS, bajo el concepto de que este debe atender lo que no está cubierto por el POS, pero que sea estrictamente necesario para asegurar el derecho a la vida. ¿Sabe cuánto vale hoy el 'No POS'? Los departamentos dicen que tienen un faltante de 900.000 millones de pesos por cuenta del 'No POS'. ¿Y sabe a cuánto ascendieron las solicitudes de recobro en el régimen contributivo? Para el 2009 se estiman en 1,8 billones, que benefician sólo a cerca de 380.000 personas, cuando para 18 millones de colombianos de este régimen se cuenta con 10 billones. Eso no estaba pronosticado y, por eso, hay que corregir el tema del 'No POS' y buscar financiamiento para poder atender esa cuenta. El 'No POS' es el desangre del sistema, que puede poner en riesgo su sostenibilidad. Tenemos que evitar que se desplome.

¿Qué impuestos aumentarán?

Habrá mayor tributación en licores, cerveza, cigarrillo, tabaco y juegos de suerte y azar. Tenemos un objetivo y es cómo lograr que al menos la cuenta 'No POS' pueda tener un financiamiento del orden de un billón de pesos al año.

¿Cuándo decretan el aumento de impuestos?

En las primeras semanas del 2010.

Ya hay una reacción de la industria cervecera...

A nadie le gusta que le aumenten los impuestos. Vamos a reunirnos con la industria, con todos ellos, y a escuchar a los gobernadores, la próxima semana. Por eso, las decisiones solo se tomarán en enero. Lo claro es que estos son los sectores que van a generar los recursos adicionales para financiar la cuenta del 'No POS'.

¿Proyectan recaudar cuánto?

No lo hemos establecido todavía. Estamos mirando cómo debe ser toda una combinación de recursos. Digamos que una novedad importante en la Emergencia Social es la creación de la cuenta del 'No POS'.

De otra parte, ¿cómo termina Colombia el año?

Pues como un país que demostró que estaba bien preparado para enfrentar la crisis mundial. Va a ser uno de los pocos que tendrá crecimiento positivo y como un país que habrá preservado la solidez de su economía.

¿Qué país debemos esperar el año entrante?

Un país en recuperación, como el mundo, y con una senda de crecimiento gradual pero sólida. Será un país que tendrá que continuar diversificando sus exportaciones. Ese es, tal vez, el mayor desafío, por lo que ha ocurrido con Venezuela. Y todo parece indicar que Colombia seguirá siendo receptor de importantes recursos de inversión externa.

¿Qué fue lo mejor que nos pasó este año en materia económica?

Haber garantizado el financiamiento de la inversión pública, haber logrado crecimiento positivo y llegar a la inflación más baja de los últimos 55 años...

¿Y lo peor ?

El choque de Venezuela, que generó un efecto adicional al de la crisis mundial.

¿En que estado se hallan las exportaciones a Venezuela?

En octubre cayeron 70 por ciento; acumulando en el año una reducción, de más del 20 por ciento. Venezuela está enfrentando una situación económica difícil: tiene un crecimiento negativo alto y ha caído su demanda en general por todas las importaciones. Y lo malo es que el gran exportador a Venezuela es Colombia.

¿Qué estamos haciendo con los productos que exportábamos a Venezuela?

Se están colocando en nuevos mercados. Vemos resultados positivos de este proceso de sustitución de destinos en México, Perú, Centroamérica, el Caribe. Según el presidente de la Andi, se podrá lograr un mayor resultado hacia el primer trimestre del año entrante.

En dólares, ¿cuáles son las cifras?

El año pasado exportamos 6.000 millones. Este año, alcanzaremos cerca de 3.500 millones y en el 2010 la cifra podría caer a 3.000 millones.

¿La baja inflación no es, realmente, que estamos en recesión?

No, la inflación más baja es la de alimentos, porque el choque de oferta se reversó. Es decir, la inflación de alimentos ha bajado, pero no por cuestiones de demanda. Lo que muestra el resultado de este año es que nuestra economía ha logrado llegar a la meta de largo plazo, y lo importante es mantener este logro estructural. Además, técnicamente no hemos estado en recesión, aunque sí reconozco una desaceleración importante.

El consumo cayó...

El crecimiento del consumo de los hogares no ha sido negativo.La reducción de la inflación ha permitido una recuperación del poder adquisitivo de los hogares.

¿Estamos al borde de una recesión?

No. El cuarto trimestre de este año debe mostrar crecimiento anual positivo...

¿El Estado va a seguir vendiendo empresas?

El año entrante se materializa la venta de Isagén.

¿Definitivamente la venden?

Sí. El Plan Financiero lo requiere. El Gobierno considera que es bueno vender activos que no necesariamente son estratégicos para la Nación, que los pueden atender privados de una manera eficiente y nosotros utilizar esos recursos para fortalecer la inversión y tener menor deuda. Eso es un buen negocio...

¿El país que entrega este año no es un país en recesión, con bajísima demanda, con casi nulo crecimiento, con una salud quebrada, con el anuncio de más impuestos, con un déficit fiscal enorme...? ¿Y, para rematar, con la decisión de vender empresas tan productivas como Isagén y parte de Ecopetrol?

No sea negativo. Tenemos un país con mucha menor deuda: 20 puntos menos que hace 8 años; un país con la inflación más baja de su historia, con los mayores niveles de inversión extranjera directa, con un esquema fiscal sostenible; un país que hoy tiene un acceso a los mercados financieros externos y locales como no lo había tenido antes; un país que tiene récord en inversión como proporción del Producto Interno Bruto (PIB); un país que recuperó la confianza y que tiene una activa política social. Ese es un balance bien distinto al que usted plantea en su pregunta.

¿Cuál es la misión de la comisión de ajuste fiscal que acaba de instalarse?

Estabilidad macroeconómica; garantizarle al país que va a mantener la disciplina fiscal y que va a tener unas normas precisas que le van a dar tranquilidad.

¿La salud fiscal únicamente se logra con nuevos ingresos?

Y con eficiencia en el gasto...

Que no ha habido...

¡Claro que la ha habido! Colombia, en un periodo de seis años, es uno de los países de menor crecimiento en el consumo público...

¿Cuál será el aumento del salario mínimo?

Estamos discutiendo dentro del Gobierno el tema. Creo que hay que ser cuidadosos. Todos los mensajes muestran que, con una inflación baja, con un momento difícil de la economía, con un crecimiento del desempleo, hay que ser cuidadosos.

¿Cuál es su propuesta como Ministro de Hacienda?

Hemos propuesto una cifra del orden del 3 por ciento, pero el tema se está discutiendo con el Presidente y el Ministerio de la Protección.

¿La inflación del 2009 va a ser de 2 por ciento?

Podría ser menor. La anualizada es del 1,92 por ciento a noviembre.

¿Un mayor salario no aumenta la demanda y reactiva la economía?

Hay unos principios de racionalidad económica. ¿De qué le sirve a usted aumentar demanda en teoría, si afecta estructuralmente, por ejemplo, el empleo? El equilibrio es cuál debe ser el incremento de una variable tan importante como es la mano de obra, que no vaya a destruir empleo, ni afecte tampoco la competitividad de las empresas...

¿Qué crecimiento espera de la economía el año entrante?

2,5 por ciento.

¿Cómo va a lograrlo?

Hoy en día hay un panorama mucho más claro. Ya la industria, el comercio y la construcción muestran señales de recuperación.

Lo siento optimista...

Porque este es un gran país, con un gran futuro, y hemos logrado dejar atrás la tormenta.

YAMID AMAT
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Siga bajando para encontrar más contenido