close
close

Finanzas

Un desplome de las criptomonedas no sería grave, según experto

El economista estadounidense Tyler Cowen explica que quienes no poseen criptomonedas podrán comprar más a mejores precios de lo que esperaban.

Criptomonedas

En las operaciones se podrán usar las cuatro criptomonedas autorizadas por la SFC: Bitcoin (BTC), Ether (ETH), Litecoin (LTC) y Bitcoin Cash (BCH).

Archivo particular

POR:
Portafolio
enero 30 de 2022 - 10:05 a. m.
2022-01-30

Los precios de las criptomonedas están cayendo. Según un reporte, los criptoactivos han perdido alrededor de US$1,35 billones en todo el mundo desde noviembre, y el precio de algunos ha caído en un 80% o más. Muchos inversionistas sienten verdaderos nervios.

La buena noticia es que la economía global, o, para el caso, la sociedad estadounidense, no está más pobre. Y, por lo tanto, no es necesario que haya una gran respuesta económica para ajustarse a estos nuevos precios (la otra cara de la moneda es que si los precios de las criptomonedas registraran otro fuerte aumento, no habrá mucho motivo para celebrar).

(Vea: Dian realizará fiscalización en operaciones con criptomonedas). 

Con el tiempo he pasado de ser criptoescéptico a lo que llamo criptoptimista. Por lo tanto, es un buen momento para evaluar cómo los precios de las criptomonedas radicalmente más bajos afectarán el valor social de las mismas.

Una posibilidad es que los precios de las criptomonedas, incluso en los niveles actuales, sean en su mayoría una burbuja y que las criptomonedas no sirvan de mucho. En ese caso, los precios más bajos de las criptomonedas significan menos poder adquisitivo para los tenedores de las mismas, pero eso no se traduce en menos riqueza para la economía en su conjunto.

Las personas que no poseen mucha criptografía, a largo plazo, tendrán un mayor control sobre bienes y servicios. Los poseedores de criptomonedas que pujaban en su contra, con el tiempo, gastarán menos. El poder adquisitivo se trasladará a aquellos que no sean tenedores criptográficos.

En estos escenarios, las pérdidas psicológicas se sienten antes que las ganancias psicológicas. La mayoría de los que poseen criptomonedas están descontentos en este momento, pero pocos de los que no son poseedores están celebrando que tienen un mayor (pero modesto) poder adquisitivo.

(Además: Criptomonedas se desploman: las razones que explican esta tendencia). 

Sin embargo, con el tiempo, los que no poseen criptomonedas podrán comprar más a mejores precios de lo que esperaban. Lo que pierden los tenedores de criptomonedas será más o menos lo que ganan los que no poseen criptomonedas.

Consideremos otro escenario, uno en el que las criptomonedas estarían a punto de proporcionar una gran cantidad de servicios útiles. Quizás los activos criptográficos respalden ahorros y préstamos útiles a través de finanzas descentralizadas, ejecuten contratos inteligentes en línea a bajo costo y proporcionen monedas útiles y depósitos de valor para el metaverso pendiente.

La mayoría de estos servicios aún no están disponibles, al menos no en la forma en que lo estarán eventualmente. Así, si un precio criptográfico más bajo es una señal de que estos servicios no serán tan valiosos como se esperaba, eso significa que la sociedad será un poco menos rica “en el futuro”. Esto no afecta mucho el nivel de vida actual.

Tyler Cowen

Tyler Cowen

Mercatus Center

Ese es el peor de los casos que además creo que es poco probable, incluso si la revolución criptográfica tiene éxito. En cambio, es más probable que el valor a largo plazo de las criptomonedas sea sólido y que las actuales caídas de los precios de las criptomonedas estén impulsadas por problemas de riesgo y liquidez.

La caída de los precios de las criptomonedas no parece ser resultado de un nuevo entendimiento de que las instituciones cripto tienen fallas irrevocables. En cambio, se debe a una combinación desagradable de inflación persistente, tasas de interés reales más altas, precios de acciones más bajos para las principales empresas de tecnología y temores geopolíticos.

(Lea: Mercado Libre apuesta por criptos y anunció inversiones en el sector). 

Todas son malas noticias, pero no necesariamente sobre las criptomonedas. Hay los mismos fundamentos criptográficos. Las tasas de interés reales más altas hacen que el futuro sea menos valioso en términos de valor actual descontado, pero la criptografía no ocupa un lugar especial en este infortunio.

La conclusión es que incluso una gran caída en los precios de las criptomonedas no creará mucha preocupación social. La Reserva Federal no tiene que entrar en pánico y los reguladores no tienen que tomar medidas. Independientemente de si uno es criptoptimista o criptopesimista, a nivel social la pérdida de ese valor de US$1,35 billones es en gran medida imaginaria.

Esta falta de correlación entre grandes desastres y la caída de los precios de las criptomonedas podría ser una buena noticia para la criptografía a largo plazo. Por un lado, muestra que los precios de las criptomonedas pueden caer brusca y repentinamente sin inducir un contagio más general. Y aunque algunas cadenas de bloques han tardado en procesar transacciones, en general, el mundo de las criptomonedas ha tomado este gran impacto con calma.

Esta falta de correlación entre grandes desastres y la caída de los precios de las criptomonedas podría ser una buena noticia para la criptografía a largo plazo

COMPARTIR EN TWITTER

Otra lección es no confundir precios altos con alta utilidad a nivel social. Los precios de los alimentos se desplomaron durante la mayor parte del siglo XX, por ejemplo, incluso cuando los alimentos continuaban brindando un valor cada vez mayor a los consumidores. Una competencia más fuerte en los criptomercados podría, de manera similar, generar precios más bajos en lugar de más altos, incluso cuando los servicios habilitados para criptografía demuestren que son cada vez más valiosos.

(Además: Opciones de inversión en la mira de expertos para el 2022). 

Es bueno que la volatilidad de los precios de las criptomonedas sea tan manejable a nivel social, porque probablemente nos espera mucho más.

BLOOMBERG

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido