Últimos detalles para la creación de bancos puente

Superfinanciera sacó para comentarios una circular externa sobre la constitución de estas entidades, alternativa al seguro de depósitos.

Revocan pólizas a varias aseguradoras

Archivo / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
octubre 08 de 2018 - 10:32 p.m.
2018-10-08

El pago del seguro de depósitos de Fogafín no será la única salida en caso de que se produzca una quiebra de un establecimiento de crédito.

La entidad podrá solicitar la creación de un ‘banco puente’ para rescatar los activos y pasivos sanos y mantenerlos en operación hasta su venta o liquidación, con el objetivo de hacer menos traumático el proceso para todos los jugadores del sistema financiero, y que represente menores costos para Fogafín.

La Superintendencia Financiera sacó para comentarios hasta el próximo 22 de octubre un proyecto de circular externa en el cual imparte las instrucciones relacionadas con la constitución de los bancos puente.

De hecho, esto hace parte de un decreto reglamentario de la ley de conglomerados y mecanismos de resolución de entidades financieras, que justamente dispone la compra de activos y asunción de pasivos como una opción en caso de que a una entidad se le ordene la liquidación forzosa administrativa.

En la práctica, lo que se pretende es que cuando el Gobierno ordene la liquidación de algún establecimiento de crédito (banco, corporación financiera), Fogafín pueda decidir si paga el seguro de depósito (hasta 50 millones de pesos por ahorrador), o si constituye una entidad nueva (el banco puente) como una especie de ‘salvavidas’ para transferirle los activos sanos de la entidad liquidada.

La idea es tomar la alternativa que sea más eficiente para la entidad estatal en términos de costos.

Así, si opta por la segunda opción, Fogafín pide la autorización de constitución y activación a la Superfinanciera, para luego reportar esta constitución ante proveedores de infraestructura y firmas que prestan el servicio de custodia internacional, de manera que no se vea afectada la operatividad del negocio.

Por ser una entidad constituida de emergencia, tendrá algunas diferencias en materia de supervisión y regulación frente a otros establecimientos de crédito.

Por ejemplo, dice el proyecto de circular de la Superfinanciera, no habrá requerimientos mínimos de capital, solvencia, regímenes de reserva legal, inversiones forzosas ni encaje.

Ese banco puente recibirá los activos y pasivos que Fogafín considere en cada caso particular y los administrará para que no pierdan valor.

Lo que se busca es que no haya traumatismos para el sistema financiero como parte del proceso de liquidación, de manera que esos activos pueden ser adquiridos por otra entidad financiera, o ser devueltos a sus propietarios para hacer un desmonte de manera ordenada.

Siga bajando para encontrar más contenido