¿Una Ley de Financiamiento para solo dos años?

Proyecto del gobierno de Iván Duque no contempla cuentas para el 2021 y 2022. Cifras independientes muestran déficit fiscal.

Iván Duque, presidente de la República

La propuesta de Ley de Financiamiento del presidente Iván Duque está siendo sometida a numerosos cambios. 

Efraín Herrera - Presidencia

POR:
Portafolio
noviembre 21 de 2018 - 08:15 p.m.
2018-11-21

Para sorpresa de los analistas, la Ley de Financiamiento presentada por el gobierno de Iván Duque al Congreso de la República y que fue objeto de muchas críticas, debates y cambios por proponer en un principio gravar casi toda la canasta familiar de los colombianos, entre otros, no presenta estimaciones de su impacto sobre el recaudo sino para los años 2019 y 2020. Dejando el 2021 y el 2022 sin ningún dato correspondiente al monto en pesos o como porcentaje del PIB.

Lea: (A largo plazo, ley de financiamiento contribuiría al déficit fiscal).

Tanto es el desconcierto que Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, afirmó durante el seminario ‘Desafíos estructurales de la nueva administración Duque 2018-2022', organizado por los centros de estudios económicos Anif y Fedesarrollo, que “lo que preocupa es que esta reforma está pensada solo para dos años y por esto las cifras del Gobierno solo muestran el 2019 y 2020”.

Lea: (Se cae propuesta para extender el IVA a la canasta familiar)

Aunque Fedesarrollo no lo afirmó explícitamente, en sus estimaciones también resulta un déficit fiscal para dichos años de 3,1 billones de pesos para el 2021 (-0,2% del PIB) y de 5,0 billones de pesos para el 2022, un negativo de -0,4% del PIB, según mostró un análisis de Luis Fernando Mejía, nuevo director ejecutivo.

Así mismo, en las cuentas de Anif para el 2020 sería de -0,1% y de -0,7% del PIB para el 2022. De acuerdo a Sergio Clavijo, presidente de este último centro de estudios, esto se debe en parte a que la gestión de la Dian, a la que el gobierno le otorgará gran protagonismo,  deja mucho que desear, y puso como ejemplo que la ganancia del recaudo fue apenas del 0,1% del PIB.

Para el jefe de Anif, este gobierno está cayendo en el mismo error del anterior en confiar demasiado en el papel de la Dian. Y aunque la Ley de Financiamiento contiene una reforma profunda de la entidad como duplicar sus funcionarios, pagarlos mejor, profesionalizarlos y quitarle el elemento político de nombramiento de subdirecciones que no dan resultados, eso no se verá en el 2019 sino más adelante.

“También es innecesaria la reducción de la tasa corporativa del 33% al 30% al 2022 porque se abre un roto fiscal”, aseveró Clavijo.

En conclusión, dijo el presidente de Anif, "el Gobierno no se ha dado cuenta que uno radica una reforma tributaria para incrementar el recaudo, no para tumbarlo. Por eso nosotros con sarcasmo, lo hacemos adrede para llamar la atención, hemos denominado a esto la ley del desfinanciamiento público de los próximos cuatro años".

Pérez agrega que esos faltantes se deben a que a partir del 2021 lo que se recoge de las personas naturales se les devolverá a las empresas dando lugar a que no se presente sostenibilidad fiscal.

Por su parte Javier Ávila Mahecha y Jorge Armando Rodríguez, profesores de la universidad Nacional, también expresaron su extrañeza cuando en un análisis de la Ley de Financiamiento aseguraron que la tradición de presentar estimaciones del impacto de la misma para todo el periodo de Gobierno se rompió este año.

De acuerdo al análisis ‘sumas y restas tributarias en el proyecto de ley de financiamiento’ y publicado por Portafolio.co bajo el título ‘A largo plazo, ley de financiamiento contribuiría al déficit fiscal’, para el 2021, según el proyecto del gobierno, habría un faltante de -6,9 billones de pesos (-0,6% del PIB), mientras que para el 2022 el déficit fiscal sería de 9,4 billones de pesos (-0,7 del PIB).

“A partir de 2021 el proyecto de ley restaría, en lugar de añadir, recaudos tributarios… El efecto neto permanente (de primera ronda) de la Ley de financiamiento sería, en consecuencia, negativo, de modo que ella contribuiría a ahondar el déficit fiscal estructural que aqueja de tiempo atrás al gobierno nacional”, aseguran los investigadores.

Habrá que esperar unos días a que el gobierno de Iván Duque, con el ministro Alberto Carrasquilla a la cabeza, explique el motivo por el cual en sus cuentas de la Ley de Financiamiento no se consideraron las cifras del bienio 2021-2022 y que tiene a los analistas en la incertidumbre. 


Pedro Vargas Núñez
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido