close
close

Finanzas

Uribe y el Partido Conservador

Por fin se aclaró uno de los misterios políticos más discutidos en Colombia: ¿cuál es el partido político del presidente Uribe? Recordemos que en las elecciones pasadas Uribe no se inscribió con el aval de ningún partido ni movimiento político, sino que a nombre de un ‘grupo significativo de ciudadanos’ denominado Primero Colombia.

POR:
septiembre 26 de 2006 - 05:00 a. m.
2006-09-26

Sin embargo, con la proliferación de partidos uribistas todos se peleaban el honor de ser los legítimos herederos y representantes del proyecto político del Presidente. Colombia Democrática por ser el partido del primo del Presidente y haberlo acompañado desde que tenía 2 por ciento en las encuestas; Cambio Radical, por ser el primer movimiento que se volteó del liberalismo en las elecciones del 2002; el Partido de la U, porque a falta de ideología, aglutinó a los viejos caciques políticos con la ilusión mediática de que la U de su nombre era la misma de inicial de Uribe; Colombia Viva y Convergencia Ciudadana por ser los hijos pródigos, expulsados temporalmente de la casa paterna, pero que se saben fieles intérpretes del uribismo rural. El único partido de la coalición que nunca tuvo la pretensión de que Uribe fuera un militante en sus filas fue el Conservador, a pesar de haberlo proclamado como su candidato oficial y haberlo apoyado en todas sus iniciativas. Los hermanos godos renunciaron dos veces seguidas a tener candidato propio, porque para ellos siempre han sido más importantes los nombramientos que los nombres. Pero como ‘en más de una ocasión sale lo que no se espera’, el Presidente acaba de confirmar que abandonó definitivamente el Partido Liberal en el que inició y desarrolló su carrera política, pero no para liderar uno de los nuevos partidos sino para irse al Partido Conservador. Ya había indicios de la inclinación de Uribe hacia el conservatismo como su programa de gobierno acogido por el propio directorio Conservador como la expresión más clara de su ideología. También la conformación de su equipo de gobierno en el que la participación conservadora no sólo es la más numerosa sino que tiene los ministerios más importantes: Interior y Justicia, Hacienda, Agricultura, Transporte, Minas y Cultura, además de organismos con enormes recursos y nóminas como la Aerocivil, Invías, Inco, Incoder el ISS, o la Dirección de Estupefacientes. También ha influido el Presidente en el nombramiento de conservadores en otras ramas del poder público, como el Fiscal, el Presidente de la Cámara o el Vicecontralor. Pero desde el punto de vista legal la afiliación del Presidente al conservatismo se confirmó con el decreto 3183/06 mediante el cual se nombró a Carlos Holguín como ministro Delegatario con ocasión del viaje de Uribe a las Naciones Unidas. El artículo 196 de la Constitución es tajante al ordenar que cuando el Presidente viaje al exterior: “El Ministro Delegatario pertenecerá al mismo partido o movimiento político del Presidente”. Como no hay ninguna duda de la filiación política del doctor Holguín, y como se sabe que el Presidente es totalmente respetuoso de la Constitución y las leyes, la única explicación posible es que Uribe finalmente aceptó que es el jefe natural del mismo partido de su ministro, es decir del Partido Conservador. En el primer período de Uribe se dieron situaciones similares pues en todos los viajes al exterior nombró como ministros delegatarios a Fernando Londoño y a Sabas Pretelt; se podría decir que se trataba de personas que no militaban activamente en el partido, pero es imposible decir lo mismo del ex director del conservatismo. También se podría pensar que en el cuatrienio anterior no había ministros que fueran representantes de otros partidos de la coalición, pero ahora el ministro de Defensa es el fundador del partido de la U, Juan Manuel Santos, a quién le gustaría mucho tener una paloma presidencial. Si Uribe no se la dio es, sin duda, porque se siente más identificado con la C que con la U. Consultor privado "El único partido de la coalición de gobierno que nunca tuvo la pretensión de que Uribe fuera un militante en sus filas fue el Conservador”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido