Utilidades del sector bancario sumaron 5,8 billones de pesos

El crédito seguirá siendo el principal impulso del crecimiento de la banca.

Billetes

Archivo Portafolio.co

Billetes

POR:
enero 31 de 2012 - 01:17 a.m.
2012-01-31

Ante el panorama aún sombrío de los mercados internacionales, la banca colombiana preferirá asegurar sus recursos y los de sus clientes, colocándolos en el país vía crédito y otras alternativas que contribuyan a la expansión de la economía, que según cálculos de la Asobancaria, rondará el 4,9 por ciento.

Algo muy similar a lo que sucedido el año pasado, en el que sus buenos resultados estuvieron soportados por la labor de intermediación de las entidades, lo cual le permitió a los bancos cerrar con unas ganancias de 5,8 billones de pesos, esto es, una crecimiento real de 17,3 por ciento, mucho más de lo obtenido en el 2010.

Según la Asobancaria, este resultado es consecuencia de los mayores ingresos por intereses y, en una menor proporción, a otros ingresos financieros, siendo los más representativos los ingresos por intereses de los créditos comercial y de consumo, las tarjetas de crédito y el leasing.

El gremio todavía no ve un panorama muy despejado en el entorno internacional, razón por la cual prevé que la aversión al riesgo, que se observó a finales del 2011, se prolongue por un periodo más, en tanto continúe la volatilidad de los mercados.

Esto, junto con un mayor estrechamiento de la política monetaria local, harán menos atractivas y seguras las inversiones, dice Asobancaria, tras asegurar que ante esa situación “la expansión de la actividad bancaria continuará basada en el crédito”.

Esta condición, no obstante, hará que el riesgo que asumen los bancos sea diferente, pues se concentrará en el mercado local al tener que destinar un mayor volumen de recursos en crédito, algo que los bancos tendrán que enfrentar con mayores provisiones y exigencias más estrictas sobre los créditos que otorga.

En su balance, el gremio también destaca que debido a la reducción de las tarifas de algunos servicios y a la estabilidad en otros, asociados con las cuentas de ahorro y las tarjetas de crédito, la inflación bancaria estuvo por debajo de la total al consumidor y de la de los bienes no transables en el 2010, lo cual, a su vez, permitió aumentar la bancarización que llegó a 63,1 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido