Viajeros de American no verán cambios

American Airlines recurrió ayer al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos con el propósito de reestructurar su deuda que asciende a unos 29.550 millones de dólares, mientras que sus activos se reducen a 24.720 millones.

POR:
noviembre 30 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-11-30

El aumento de los costos laborales, el fracaso de las negociaciones con sus pilotos en los últimos meses y el encarecimiento del combustible, hicieron inasumible la abultada deuda de American Airlines. Sus dificultades financieras se han hecho cada vez más evidentes y el mes pasado reveló que perdió 884 millones de dólares en los primeros nueve meses del 2011, 57,8 por ciento más, de forma que desde 2007 tan solo ha logrado anotar un trimestre de beneficios. "Nuestra muy sustancial desventaja en comparación con nuestros mayores competidores que reestructuraron sus costos y deuda a través del Capítulo 11 se ha hecho cada vez más insostenible", reconoció en un comunicado el nuevo consejero delegado de la compañía, Thomas Horton, quien asumió ayer ese puesto como parte de la nueva estrategia de la aerolínea, que continuará operando con normalidad. Justamente, ayer mismo desde Miami, Martha Patín, la vocera elegida para América Latina, dio un parte de tranquilidad para Colombia y aclaró que American Airlines operará normalmente sus vuelos, cumpliendo con los tiquetes que se han comprado y con las reservas de forma habitual, haciendo devoluciones y cambios normales. Es más, pondrán a disposición de los viajeros una tercera frecuencia para la temporada navideña que operará desde y hacia Bogotá. "Nuestros clientes no verán cambios inmediatos como consecuencia de la presentación, y pueden tener la confianza de seguir contando con nosotros. Estamos volando según nuestra programación habitual. En Colombia, puntualmente desde Bogotá, activaremos nuestra tercera frecuencia para temporada alta y esperamos seguir cumpliendo con los pasajes y las reservas y haciendo cambios y devoluciones como siempre", dijo Patín.- Una decisión es difícil pero necesaria De otra parte, el nuevo consejero delegado de la compañía, Thomas Horton dijo que la empresa saldrá más sólida de este proceso, que tildó de "difícil, pero necesario y el camino correcto a tomar para ser una aerolínea más eficiente, más fuerte financieramente y más competitiva". La suspensión de pagos de American Airlines, con presencia en más de 50 países y un total de 78.000 trabajadores, se convierte así en la número 100 por parte de una compañía aérea de EE. UU. desde 1990, según los datos que compila de manera informal la Asociación del Transporte Aéreo. AMR dijo que la quiebra no tiene impacto sobre las operaciones fuera de EE. UU. Los principales rivales de AMR, UAL Corp y Delta Air Lines, que se acogieron a la protección por quiebra para recortar costos, desde entonces han conseguido socios. Delta compró a Northwest Airlines y UAL Corp adquirió a Continental Airlines para formar United Continental Holdings .helgon

Siga bajando para encontrar más contenido