close
close

Finanzas

Volatilidad en los mercados seguirá en segundo semestre

Entre los factores que la impulsarán están la evolución de la pandemia, el clima social y tasas.

Bolsas

En el segundo semestre estarán en juego factores económicos internacionales y locales sociales, políticos y legislativos. 

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 30 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-06-30

La fotografía de los mercados colombianos en el cierre del primer semestre muestra una devaluación del peso del 8,17% con un dólar comenzando julio en $3.748,50, es decir subió $327 en seis meses, una caída del MSCI Colcap, el principal indicador de la Bolsa de Valores de Colombia del 13,15% un incremento de las tasas de interés de los títulos de deuda pública (TES), en los de corto plazo y un incremento de 21% en la colocación de bonos de deuda.

(El mercado se alistaría para otra rebaja de nota soberana). 

Unas noticias, como esta última, buenas para un mercado con liquidez y deseos de los emisores de salir a buscar recursos a tasas relativamente bajas, pero otras no tan alentadoras, como las que muestra la BVC.

Pero lo que viene en el segundo semestre del año, según analistas consultados, tendrá varios elementos entre los que no solo están factores económicos internacionales o locales, sino también de tipo social, político, legislativo y de salubridad.

(¿Qué son las calificadoras de riesgo y por qué le importan a Colombia?). 

Para Sergio Olarte, economista principal del Scotiabank Colpatria, los mercados en el primer semestre mostraron una volatilidad importante, sobre todo después de unos números altos de inflación en Estados Unidos, los cuales hicieron pensar que la Reserva Federal (banco central) estadounidense iba a subir las tasas de interés más rápido, de tal manera que los mercados anticiparon una menor liquidez y “eso produjo mucha volatilidad, en los mercados emergentes, con desvalorizaciones sobre todo en la deuda pública nacional, o soberana”.

Para el analistas, tras un mensaje de tranquilidad del banco central estadounidense hacia abril, los mercados recuperaron un poco lo perdido, pero siguen con una volatilidad alta en medio de una nueva cepa del coronavirus que genera preocupación respecto a nuevos cerramientos en las economías que ya se estaban recuperando.

Olarte indica que para el segundo semestre no se van a subir las tasas en EE. UU. tan pronto, manteniendo la liquidez y generando una buena oportunidad en los mercados emergentes, en donde se espera un buen crecimiento económico.

Por eso es que advierte que se podría tener una volatilidad todavía alta por cuenta de la nueva variante Delta del covid-19, pero en general se esperan valorizaciones significativas en los mercados emergentes por la alta liquidez y una recuperación del comercio internacional con precios de las materia básicas altos, lo que además ayuda a la recuperación de Colombia.

Edgar Jiménez, del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano coincide en que los mercados colombianos estuvieron alineados con la coyuntura internacional y ante la baja en la calificación del país por parte de Standard & Poors se subieron las tasas de los TES. No obstante, considera que va a venir estabilidad e incluso esas tasas pueden bajar.

Jiménez estima que una buena apuesta en los próximos meses serán las acciones pues tienen espacio para recorrer hacia arriba. “Los que entren ahora podrán ver en uno o dos años valorizaciones interesantes” y destacó el desempeño del título de Ecopetrol.

En materia de tasa de cambio considera que en los siguientes meses “estaría entre $3.400 a $3.500 y será poco probable que se acerque hacia los $4.000”.

También llamó la atención de las buenas noticias que para el país pueden representar el alza en los precios de los commodities.

Por su parte, Camilo Díaz, gerente de Estrategia de Itaú Comisionista de Bolsa analiza que en el primer trimestre “tuvimos que ajustar el valor de los activos a medida que los bonos del Tesoros de EE. UU. a 10 años hacían un recorrido alcista en medio de presiones inflacionarias y sólidos datos de actividad económica en ese país lo que de fondo suponía un posible cambio en la políticas monetarias ultra expansivas adoptadas durante la pandemia generando desvalorizaciones en la renta fija local, en la renta variable local y presiones al alza en la relación peso dólar”.

Díaz considera que para el segundo semestre habrá una dinámica retadora para el mercado, pues si bien “a los ojos de muchas métricas, el mercado colombiano luce barato y con la posibilidad de ofrecer grandes retornos de mediano plazo, el trasfondo social y político ofrece incertidumbre para los inversionistas en el corto plazo” y aún falta conocer el veredicto de las otras dos calificadoras de riesgo.

Para Omar Suárez, gerente de renta variable de Casa de Bolsa, ha habido apetito de los emisores para colocar deuda y aunque el costo de financiamiento ha subido, sigue siendo históricamente bajo y eso incentiva salir a colocar bonos.

Y señala riesgos en el semestre que comienza como la posible alza de tasas del Banco de la República, que presionará hacia arriba los costos. También advierte que los otros riesgos que se ven en el camino son la incertidumbre por la reforma tributaria, la sostenibilidad de la deuda, el paro, las tensiones sociales y la discusión preelectoral.

LO QUE PASA AFUERA 

Para Camilo Pérez, jefe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, a nivel internacional predominó la volatilidad en los mercados, con un inicio de año positivo “pues se creía que la vacunación iba a ser efectiva. Pero hacia marzo comenzó la preocupación por la inflación y que la FED subiera las tasas mas rápido de lo pensado. Eso presionó las tasas de la deuda”. Señala que ante la búsqueda del dólar como refugio, hubo una devaluación. Dijo que como Colombia espera US$10.000 millones en deuda externa, que es superior a lo habitual, el gobierno va a ser un oferente neto de dólares.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido