Volvo pasará a manos del grupo chino Geely

Estocolmo/AFP. El gigante estadounidense Ford anunció ayer la venta de su filial sueca Volvo al grupo chino Zhejiang Geely Holding, tras haber alcanzado un acuerdo que afianza el creciente poderío económico del país asiático, convertido desde este año en el primer mercado automotor del mundo.

POR:
diciembre 24 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-12-24

“Ford Motor Company confirma hoy (ayer) que todas las condiciones comerciales de fondo vinculadas a la posible venta de Volvo Cars fueron resueltas entre Ford y Zhejiang Geely Holding group”, anunció la empresa norteamericana. “Ford y Geely creen que un acuerdo final de venta será suscrito durante el primer trimestre de 2010 y la venta misma será cerrada durante el segundo trimestre de 2010”, agrega. Esos plazos se deben a que queda “aún trabajo por hacer en la puesta a punto de la documentación, la financiación y la aprobación de la operación por parte de los gobiernos”, explica. El paso bajo control chino le garantizará a Volvo “los recursos, incluidos los de capitales, que necesita para fortalecerse y consolidarse en el mercado mundial”, asegura Ford. Geely señaló por su lado que Volvo “mantendrá su liderazgo en materia de tecnologías de seguridad y medioambientales” y que la marca sueca, gracias a su prestigio, tendrá una posición inmejorable “para explotar las oportunidades del mercado chino, en rápida expansión”. Suecia acogió favorablemente la operación. “Nuestra esperanza, y la de todos quienes tienen un fuerte apego a Volvo, es que (Geely) sea un propietario sólido, que lo sea por mucho tiempo y que haga lo posible para mantener una buena parte de la producción aquí en Suecia”, dijo el primer ministro del país europeo, Fredrik Reinfeldt. Volvo Cars fue fundada en Gothenburgo en 1927 y cuenta actualmente con unos 22.000 empleados, 16.000 de ellos en Suecia. El dinero que se pagó Según los medios de comunicación suecos, la adquisición fue pactada en 15.000 millones de coronas suecas (1.430 millones de euros, 2.040 millones de dólares). El acuerdo Ford-Geely se concreta en momentos en que otra marca sueca, Saab, filial de las estadounidense General Motors (GM), enfrenta serias incertidumbres. La semana pasada, GM anunció el cierre de Saab, tras el fracaso de un proyecto de reestructuración. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido