Vuelve y juega con los masones

El experto en simbología, Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en el Capitolio. Pero el secuestro de Peter y el hallazgo de una mano tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambian drásticamente el curso de los acontecimientos. Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada y la investigación oficial, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de secretos masónicos, historia oculta y escenarios nunca antes vistos, que parecen arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad.

POR:
octubre 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-10-31

Así resumen la trama de El símbolo perdido, la nueva novela de Dan Brown, que llega seis años después de sus éxitos Ángeles y demonios y El código Da Vinci. En una entrevista en Estados Unidos con motivo del lanzamiento del libro, Brown reconoció que en él se acerca a los secretos de los masones, un grupo que calificó como “fascinante, ya que se trata de una organización mundial que es espiritual, pero que une en su seno a musulmanes, judíos, cristianos y personas que están confundidas sobre su religión.... En este mundo en que tantas culturas se matan por discutir qué versión de Dios es la adecuada, la masonería los une y los invita a rezar juntos, porque no hace falta ponerle una etiqueta a ese Dios”, explicó. Según el autor, de 45 años, el misterio de la masonería que vertebra su novela reside en “los orígenes” de una organización que se ha mantenido “bastante secreta” hasta el momento y que cuenta con “rituales arcaicos”. Muchos de ellos son contados en la novela. “Sé que los masones no disfrutan el que se escriba sobre sus rituales, pero no soy el primero en hacerlo. Por otro lado, sí soy uno de los primeros escritores en reivindicar factores claves de la organización, como que es posible que los hombres de todas las creencias se unan para contemplar al ‘Arquitecto del universo’”. Un economista explica la vida diaria Tengo 30 año y pocos años y soy virgen, ¿debería serlo? ¿Tener más dinero me hará más feliz? Estas preguntas que parecen dirigidas a un sicólogo, realmente fueron enviadas a un reconocido economista: Tim Harford (el autor de El economista camuflado), y él tuvo la delicadeza de contestarlas en su consultorio de economía Dear Economist que tiene el periódico inglés Financial Times. Claro, también hay muchas de temas económicos. Pregúntale al economista camuflado. Tim Harford. Planeta. Temas clave para el emprendedor Ser emprendedor no es suficiente para convertirse en un comerciante exitoso. Algunos corren el riesgo de perder un buen negocio -o de caer en uno horripilante- por no tener claro qué es un registro mercantil o un título valor, o desconocer qué son los libros de comercio, las arras o la competencia desleal, entre otros temas legales, gerenciales y económicos. Este libro es un completo manual para el emprendedor. El abogado del comerciante. Germán Navas y Jorge Afanador. Intermedio Editores. Duetos de Mercedes Sosa, para no olvidar Para todos ellos fue un honor grabar con ella, porque era la maestra, la conciencia, la voz, la ‘mama’ grande de los cantantes hispanoamericanos. Por los estudios de Ion en Buenos Aires desfilaron la mayoría de ellos para estar junto a Mercedes Sosa. Así lo recopila este CD Mercedes Sosa Cantora 2, donde canta a dúo con Gustavo Cerati Zona de promesas, con Charly García Desarma y sangra, con Vicentico Parao, y con Fito Páez Zamba del cielo. Pero también con otros latinoamericanos como Franco De Vita con Cántame y Lila Downs en Razón de vivir. En este volumen se incluye a Joaquín Sabina con Violetas para Violete. Una forma de recordarla siempre. Rancheras con Concha Buika y Chucho Valdés Este álbum es el homenaje definitivo que dedica la cantante española Concha Buika, rostro del llamado afro-flamenco, a una de sus máximas influencias, la mexicana Chavela Vargas. En El último trago, la morena interpreta los éxitos de la ranchera a su manera y a la del pianista Chucho Valdés, en el que puede ser el ‘matrimonio creativo’ del año: una base de jazz sin caer en la exagerada estilización. La grabación, dirigida por el productor Javier Limón, es el resultado de 11 horas de trabajo en medio del embrujo de La Habana, en la que la melancólica voz de Buika recorre las notas de canciones inolvidables como Vámonos, Luz de Luna, y En el último trago. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido