Fiscalía alerta sobre daño inminente de Hidroituango al medioambiente

El ente acusador señaló cuatro puntos de riesgo y solicitó medidas para frenar el daño ambiental.

Hidroituango

Imagen del proceso de apertura de las compuertas del embalse.

@EPMestamosahi

POR:
EFE
abril 10 de 2019 - 01:00 p.m.
2019-04-10

La Fiscalía advirtió este miércoles que ha identificado "cuatro riesgos inminentes" sobre el río Cauca, el segundo de mayor cauce en el país, como consecuencia de la construcción de la central eléctrica Hidroituango, en el departamento de Antioquia.

(Lea: 'Hidroituango entrará en operación en el 2021')

Ante esa situación, el ente acusador solicitó hoy un paquete de medidas urgentes e inmediatas de protección para frenar el grave daño a los recursos naturales, a la vida y economía de los pobladores aledaños al proyecto Hidroituango, según detalló en un comunicado.

(Lea: ¿Qué impactos socio- económicos deja la crisis en Hidroituango?)

El primero de esos riesgos lo detectaron sobre el río Cauca, a la altura del municipio de Sabanalarga (Antioquia). En ese punto, constataron la invasión acelerada de un buchón de agua porque una planta acuática "crece en zonas en las que el agua se empoza o no corre con suficiente fluidez y reduce todos los procesos biológicos de conservación de los ecosistemas".

Además, el manto que genera la planta bloquea los rayos del sol y elimina los procesos básicos para que se desarrolle la vida dentro del agua, en las partes afectadas por la presencia de la planta.

Por eso, la Fiscalía solicitó que se implemente "de manera urgente e inmediata un plan de choque para la recolección del buchón de agua o las macrofitas presentes sobre el cauce del río Cauca".

También localizaron en la carretera de Toledo a Puerto Valdivia una planta de asfalto abandonada en la que hay residuos de material carburado del petróleo y otros elementos peligrosos dispersos "indiscriminadamente", provenientes de los trabajos de obra civil para la hidroeléctrica.

La planta de asfalto y los residuos encontrados son de las obras contratadas por las Empresas Públicas de Medellín (EPM) para ampliar y reparar las vías entre Ituango, Valle de Toledo, Toledo y Puerto Valdivia, deterioradas por el tránsito de maquinaria hacia el proyecto Hidroituango.

Por eso, la Fiscalía pide que se cierre esa planta de forma urgente, así como se recolecte de forma "inmediata y técnica los residuos".

El tercero de los riesgos localizados se debe a que en un sector conocido como El Higuerón, entre Puerto Valdivia y la hidroeléctrica, se encontró una zona de disposición de material excavado en la que hay entre 2,5 y tres millones de toneladas de residuos sólidos. "Las rocas y el lodo extraídos del proyecto fueron dispuestos sobre una pendiente y amenazan en la actualidad con desprenderse", añade la investigación.

Según la Fiscalía, "los expertos encontraron grietas de 60 metros de longitud y filtraciones de agua que provocarían riesgo inminente de derrumbe sobre una vía por la que transitan constantemente peatones, vehículos y semovientes, y podría represar el cauce del río Cauca con las consecuencias de una posible avalancha".

Ante esa situación, la Fiscalía pidió "la estabilización urgente e inmediata de taludes y manejos de aguas superficiales en la escombrera de El Higuerón y el cumplimiento de las normas técnicas de cierre y abandono establecidas por la autoridad ambiental". La presencia de buchón y los otros riesgos identificados "están reteniendo la riqueza biológica" y de minerales del río en la parte sur del proyecto Hidroituango, es decir, antes de la presa.

De esta manera, el agua que pasa por la represa "es filtrada y por ello fluye hacia las poblaciones del norte con las consecuencias que tiene con respecto a la sostenibilidad del río frente a la biodiversidad de peces y capacidad de sostenimiento de los ciclos biológicos productivos del cuerpo de agua".

Para prevenirlo, la entidad solicita "medidas inmediatas para mitigar los efectos" adversos sobre las poblaciones de Ituango, Puerto Valdivia, Briceño, Cáceres, Taraza y Caucasia, que viven de la pesca.

El 7 de mayo de 2018 la central eléctrica en construcción entró en emergencia por un derrumbe que taponó el túnel que desvía las aguas del río Cauca que quedaron represadas en un embalse en construcción.

Ante el peligro de que el caudal rompiera la presa, los ingenieros decidieron inundar el cuarto de máquinas cuya construcción estaba bastante avanzada y sacar el agua de manera controlada.

La situación obligó a las autoridades a evacuar en su momento a unos 113.000 habitantes de Puerto Valdivia, Puerto Antioquia, Cáceres y Tarazá, situados a orillas del Cauca, aguas abajo de la represa.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido