Formalización minera, con el viento a favor

El sector tiene proyectado que, al cierre de este año, su aporte a la producción esté por encima del 12%.

Minería

Más de 36.000 mineros ya han entrado en la formalización. 

Luis Lizarazo / CEET

POR:
Portafolio
septiembre 28 de 2018 - 02:56 p.m.
2018-09-28

Aunque a la formalización minera le queda mucha tela por cortar, su proceso está con el viento a favor, y –con sus resultados– se comprueba el aporte al crecimiento sostenido de la operación.

Gracias a la formalización, el sector minero del país tiene proyectado que al cierre de este 2018, su aporte a la producción esté por encima del 12%,
según lo estiman tanto el Ministerio de Minas y Energía (Minminas), como la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

(Lea: Más inversión en minería y petróleo gracias al Cert)

“La formalización ayuda a ser más relevante la operación minera”, afirmó Santiago Ángel Urdinola, presidente de la ACM, al reiterar que, en el caso del oro, los programas que se están desarrollando mantendrán ese crecimiento a doble dígito.

El dirigente gremial agregó que los proyectos de formalización o contratos de operación con pequeños mineros seguirán aportando a gran parte de esta producción.

(Lea: Subirán exigencias de capital a nuevos titulares mineros

“Solo en la operación aurífera del año pasado, el crecimiento estuvo en poco más de 30.000 onzas, y si se mantiene el precio del commodity, la extracción para el 2018 puede estar cerca de las 9.000 onzas adicionales”, dijo Ángel Urdinola.

El presidente de la ACM explicó –además– que la formalización también está ayudando a que caiga en un 30% la extracción del llamado ‘oro gris’ (es decir, no reportado), y estima que pasará de 1.700 a cerca de 1.200 onzas.

“En otras zonas mineras con producción de carbón y esmeraldas, se observa una ralentización de la operación que tenía ilegalidad, y que para este año aportará en los registros de extracción”, consideró Ángel Urdinola.

(Lea: Licencias ambientales para minería no tienen seguimiento

PROYECCIÓN DE LAS TAREAS

Reportes del Minminas indican que el aporte de la formalización a la operación, en lo corrido del año, está en 10.425 unidades productoras de minería (UPM), caracterizadas en 20 departamentos del país y con una fuerza laboral de poco más de 36.000 mineros.

Para la cartera minero - energética, muchas de las empresas con operación local están soportando en el presente año sus tareas de producción, con el fin de registrar el aumento respectivos en sus volúmenes de extracción, sincronizando los procesos con los pequeños mineros.

El impulso de la formalización ha sido gracias al Decreto 1949 del 2017, a través del cual se reorganizó el sub-contrato para darles garantías tanto a los pequeños como a los grandes mineros. Para voceros del Ministerio, en la norma se creó la figura de la cesión de áreas para que los interesados en participar en pequeña minería aporten a los grandes proyectos, así se sincronizan los procesos desde varios puntos del título para aumentar los volúmenes de producción en parámetros de formalización.

PRIMERAS LICENCIAS DEL PAÍS

Gracias al trabajo articulado entre el Minminas, Corantioquia, la Secretaría de Minas de Antioquia y la firma Continental Gold, se otorgaron en Buriticá, Antioquia, las tres primeras licencias ambientales a nivel nacional para proyectos mineros que hacen parte del programa de formalización minera.

El otorgamiento de estas licencias a las unidades mineras Sakae, Higabra y El Naranjo, las cuales firmaron subcontratos de formalización minera con Continental Gold, beneficia a 140 pequeños mineros y contribuye al mejoramiento de su calidad de vida, al compromiso por ejercer una actividad responsable con el medio ambiente y a la estrategia para el control a la explotación ilícita en el occidente antioqueño.

“El compromiso del Ministerio es producir conservando y conservar produciendo. Con el otorgamiento de estas licencias ambientales, en un trabajo conjunto con Corantioquia, promovemos el ejercicio de la minería de manera responsable y sostenible con el medio ambiente y las comunidades”, explicó la viceministra de Minas, Carolina Rojas Hayes.

La funcionaria agregó que “es importante integrar a los pequeños mineros en la cadena, bajo el marco de legalidad y buenas prácticas. Este es un buen ejemplo de la posibilidad de coexistencia entre diferentes escalas productivas del sector”.

Para los voceros de las citadas unidades mineras que hacen parte del proceso, la clave radica en el cumplimiento de los estándares y exigencias para ejercer la actividad extractiva, lo que implica el compromiso de todas las partes involucradas.

“Esto lo logramos porque desde el principio tuvimos el deseo de salir adelante y hacer las cosas bien. Ser legal y cumplir con todas las normas exige mucho trabajo y paciencia, donde son fundamentales las ganas de todos los socios y el respaldo de Continental Gold”, explicó Pedro Pablo Higuita, representante legal de la Sociedad Minera Sakae.

ERRADICAR EL USO DE MERCURIO

Uno de los puntos a destacar en el proceso de formalización es la erradicación del uso de mercurio en las actividades extractivas que se venían realizando en la informalidad.
Recientemente, 18 mineros de San Roque (Antioquia), dentro del plan de formalización, firmaron un acuerdo para eliminar definitivamente este metal líquido en los procesos de extracción.

Para el Minminas, la relevancia del acuerdo radica en que estos son los primeros mineros en expresar su voluntad de formalizarse en un municipio de gran informalidad, en la voluntad de las autoridades locales de apoyar el proceso y en el respaldo por parte del proyecto Gramalote, concesionario del título donde los mineros ejercen la actividad, para ceder las áreas de formalización, para brindar capacitación técnica y ambiental, y asesoramiento en los licenciamientos.

“Ya somos personas que no vamos a tener la ley encima. Además, tenemos todos los beneficios de ser mineros legales. Queremos dar este avance, para ser un espejo a nivel regional, nacional y hasta internacional. Darnos un aplauso todos, pasamos de ser informales a legales, es difícil, pero para vamos para adelante”, afirmó Jonatan Rios, minero de Providencia, San Roque.

Tanto las autoridades como la empresa privada reiteran su compromiso con el proceso de formalización en San Roque, para que el municipio pueda llegar a ser un referente minero cuidando el medio ambiente, donde una minería artesanal formalizada y con las mejores prácticas, pueda convivir con un proyecto de minería moderna, en beneficio de todas las comunidades de la zona.

Siga bajando para encontrar más contenido